9 de octubre de 2007 BRASIL

Eliminación del trabajo infantil

El Instituto Marista de Solidariedad (IMS) impulsa en Brasilia el Proyecto Catavento, conjuntamente con las autoridades locales y la Organización Internacional del Trabajo. Con esta iniciativa se presta atención a 40 niños y jóvenes en edades entre 5 y 18 años, mediante un trabajo que lleva como objetivo principal concienciar a las instituciones públicas y a la sociedad sobre las graves consecuencias del trabajo infantil. La Asociación Vivir y el Centro Marista Circuito Joven son las entidades que toman parte en este servicio socio-educativo.

A fines de septiembre, el Proyecto Catavento recibió la visita de miembros del gobierno, empresarios y trabajadores de Angola y Mozambique, que vinieron a conocer de cerca la experiencia brasileña de lucha contra la explotación de menores. En total se reunió un grupo de 104 personas, entre visitantes, educadores y educandos, para compartir experiencias, metodologías, estrategias y buenas prácticas de prevención y erradicación del trabajo infantil.

Esta visita a Brasil era fruto del Proyecto Internacional para la Eliminación del Trabajo Infantil que el gobierno brasileño financia en esos países. El objetivo es poner en práctica las Convenciones 138 y 182 propuestas por la OIT, en las que se contempla la edad mínima para trabajar (138), a la vez que se recogen las peores formas de trabajo infantil (182).

VOLVER

Tras las huellas de Marcelino...

SIGUIENTE

Coordinar y animar la marcha del MCHFM en Eur...