30 de julio de 2010 ESPAñA

Familia Luquin-Lasa

Del 14 de julio al 14 de agosto de 2010 estará con sus dos hijos, Ander y Julen, en Bucarest, en el Hogar Marcelino Champagnat. Javier y Jaione viven en Pamplona. Sus hijos se educan en el colegio marista de esa ciudad. Javier es presidente de la Asociación de Madres y Padres del colegio. Como matrimonio forman parte de la Fraternidad San Fermín. Para ellos no cuenta el tiempo cuando se trata de SED, de animar las tareas del voluntariado del colegio y de participar en las dinámicas provinciales que hay en torno a nuestra ONGD y a la solidaridad provincial.
El 8 de mayo se han reunido en Alcalá de Henares las personas que van a ir a los campos de trabajo de este verano. Hemos hablado con Javier y Jaione.

Ibérica Marista. ¿De dónde os viene la idea de ir a Bucarest?
Javier y Jaione.
La obra de acogida de niños de la calle en Bucarest se ha dado a conocer mucho en la Provincia. Las Asociaciones de Madres y Padres colaboramos con ella hace unos años. Además, el hermano Juan Carlos nos ha comentado con entusiasmo su trabajo y el de los voluntarios del verano. Si juntamos todo esto con muchas actividades de los colegios, de la fraternidad, y de SED, no es de extrañar que nos pasara por la cabeza hacernos presentes en una obra que desde aquí queremos de corazón. Tendremos unas vacaciones diferentes; esperamos que sean muy felices.

IM. ¿Cómo lo habéis acordado en familia?
JyJ.
Nos ha costado un poco. Ander tiene 14 años y Julen, 9. Son edades en las que esperan que se cuente con ellos. Sin embargo, cuando hemos visto el proyecto y hemos hablado con el hermano Juan Carlos todo ha sido más fácil.

IM. ¿Qué vais a hacer en Bucarest?
JyJ.
Una cosa importante, tal como está previsto y tal como se plantea este año, es ser una familia, cosa que los niños no conocen de cerca. Luego, cada uno de nosotros colaborará en las actividades con lo mejor que sabemos hacer. Ander, que tiene buenas cualidades musicales, estará en el taller de flauta, Javier en el de informática y Jaione, como madre, aprovechará para apoyar los procesos de autonomía de los niños y de las niñas en el marco de la casa y de la familia. Julen, el pequeño, será uno más en el fútbol y en los juegos.

IM. Serán unas vacaciones…
JyJ.
Sí, serán unas vacaciones diferentes, pero esperamos que sean felices y que, al volver, traigamos la mochila más llena de experiencias y de ilusiones que al ir. Además, en el grupo que formamos nosotros con el hermano Andoni y con las jóvenes Ruth y Marisa, nos estamos preparando para que todo salga bien.

VOLVER

Ad gentes ayer...

SIGUIENTE

Proyecto marista Misión ad gentes...