30 de marzo de 2010 CASA GENERAL

H Teófilo Minga sobre el laicado marista (1/4)

El hermano Teófilo, coordinador en Roma del Proyecto ad gentes ha concedido últimamente una larga entrevista al periódico semanal ?NOTÍCIAS DE CHAVES?, de Portugal, sobre el laicado marista y el libro ?EN TORNO A LA MISMA MESA – LA VOCACIÓN DE LOS LAICOS MARISTAS DE CHAMPAGNAT?. De la entrevista destacamos 4 puntos para nuestra página que irán apareciendo sucesivamente.

Punto 1 ? La importancia del laicado en la Congregación marista

Noticias de Chaves: Sobre los laicos: sé que en el capítulo fue distribuido el libro más reciente aprobado por el Consejo general: ?En torno a la misma mesa ? La vocación de los laicos maristas de Champagnat?. ¿Los laicos adquieren una importancia cada vez mayor en el seno de la congregación marista?

H. Teófilo: Sin duda alguna. Y este capítulo lo ha afirmado muy bien al proclamar con toda claridad la importancia de los laicos en toda la historia marista. Digamos también que, desde los inicios del Capítulo y durante dos semanas, 9 laicos y laicas, procedentes de diferentes partes del mundo marista, han acompañado y han participado activamente en los trabajos del Capítulo. Antes de partir, han redactado un mensaje lleno de significado. Yo diría incluso, que es un tema de urgencia, no solo en el mundo marista, sino en todas las congregaciones y hasta en la Iglesia en general. No ha sido siempre así.

Si miro el índice de nuestros últimos capítulos, veo que los Capítulos XVII y XVIII ni siquiera tocaron el asunto de los laicos. Por el contrario, el capítulo XIX le dedicó, tímidamente, una página, donde se afirmaba la voluntad de compartir con los laicos la espiritualidad y la misión del Instituto. El capítulo XX va mucho más allá y le dedica una de las cinco llamadas fundamentales, con la bonita imagen de ?ensanchar el espacio de la tienda?. Y, además de la espiritualidad y de la misión, menciona también la formación debida a los laicos y laicas maristas. ?Nos sentimos llamados a profundizar nuestra identidad específica de hermanos y laicos, compartiendo vida: espiritualidad, misión, formación?.
Otra llamada se refería también a la presencia conjunta de hermanos y laicos, en lo que se refiere a la misión y a la solidaridad: ?Avanzar juntos, hermanos y laicos, de manera resuelta y manifiesta, aproximándonos más a los niños y a los jóvenes más pobres y excluidos?.

Este último Capítulo asume el camino recorrido por los anteriores y profundiza aun más el tema de los laicos. Habla, por primera vez y con una claridad meridiana de la vocación laical marista. De forma rotunda escribe en la Carta enviada ?a los hermanos, laicos y jóvenes maristas?: ?Reconocemos y apoyamos la vocación del laico marista?. Esta frase tan sencilla es de un alcance extraordinario. Nos recuerda el subtítulo del libro En torno a la misma mesa que es: ?La vocación de los laicos maristas de Champagnat?. No sabría decirle cuál de los dos documentos ha influenciado al otro: muy probablemente el libro ha influenciado al documento del Capítulo, porque le es anterior; anterior algunos meses a penas, es verdad, pues el documento ya estaba siendo preparado desde hacía más de dos años. Y en el corazón del libro estaba claro que un laico puede sentirse llamado a vivir el carisma marista dentro de su estado.

El Capítulo capta muy bien esta idea fundamental y en la Carta antes referida escribe en el apartado reservado a la relación entre hermanos y laicos: ?Acogemos con satisfacción el nuevo documento En torno a la misma mesa, como una fuente de reflexión y discernimiento durante los próximos años?. El subtítulo de este apartado es también muy significativo: ?Una nueva relación entre hermanos y laicos, basada en la comunión, buscando juntos una mayor vitalidad del carisma marista para nuestro mundo?. El mismo documento, al referir los diferentes destinatarios a quienes va dirigido el documento, dice: ?A ti, laico marista, que en tu corazón deseas vivir la plenitud de tu bautismo en el carisma de Marcelino Champagnat: caminemos juntos?.

Esto es una pequeña muestra de lo que pienso sobre la amplitud del tema del laicado hoy, en la Congregación marista y en cualquier otra Congregación religiosa. Para la Congregación marista es tan importante que la Administración general ha creado en Roma un Secretariado para responder, con más eficacia y claridad a la promoción de los laicos en el seno del Instituto.

______________
Punto 2 ? La vocación marista laica y el símbolo de la mesa
Punto 3 ? La estructura del libro ?En torno a la misma mesa?
Punto 4 ? Los grandes temas del libro

VOLVER

En fraternidad María inspira nuestro caminar...

SIGUIENTE

Presentación sobre los Derechos de los Niño...