20 de mayo de 2020 CANAD√°

Hermano Powell Prieur (Charles Bernard) – 1929 -2020

El hermano Powell falleci√≥ el 30 de marzo de 2020 en el Monte Champagnat, Ch√Ęteau-Richer, Canad√°. Pas√≥ gran parte de su vida marista como misionero en √Āfrica y contribuy√≥ tambi√©n a la animaci√≥n del Instituto desde Roma. A continuaci√≥n, el hermano Jacques Langlois habla de su vida, un faro de esperanza para toda la familia marista.

________________

¬ęUn hombre entregado a su misi√≥n¬Ľ: este podr√≠a ser el t√≠tulo de una larga biograf√≠a que se propusiera seguir los pasos de este infatigable marista entregado al servicio de la educaci√≥n y del Instituto.

Naci√≥ en Saint-Vincent-de-Paul, cerca de Montreal, el 13 de abril de 1929, en una familia de 10 hermanos: siete ni√Īos y tres ni√Īas. En casa se hablaba en ingl√©s, no aprendi√≥ franc√©s hasta que comenz√≥ la escuela primaria.

Hizo sus primeros votos el 15 de agosto de 1947. Despu√©s de un a√Īo de escolasticado en Iberville, se le invit√≥ a continuar sus estudios en el Marist College, en Poughkeepsie, en el Estado de Nueva York, donde se gradu√≥ en Ciencias en 1952. Sigui√≥ un a√Īo de ense√Īanza en La Tuque. Hizo su profesi√≥n perpetua en julio de 1953, y unas semanas m√°s tarde dej√≥ Canad√° para ir a √Āfrica.

Zimbabue (Rodesia):  Una fecunda carrera

Desde 1953 hasta 1967 fue profesor en varias escuelas de Zimbabue y Zambia. Dej√≥ su huella en Kwekwe, una escuela multirracial donde ense√Ī√≥ durante doce a√Īos, los dos √ļltimos a la vez que era director. Sus antiguos alumnos lo recuerdan con nostalgia, tanto en el aula como en los campos deportivos. Tres de ellos quisieron ir a visitar a Powell durante sus √ļltimos a√Īos de retiro en Canad√°.

En noviembre de 1967 fue nombrado Superior del Distrito de Rodesia (Zimbabwe). Todo un reto, porque comenzaba la adaptaci√≥n despu√©s del Vaticano II. Por otra parte, el pa√≠s hab√≠a declarado la independencia de Inglaterra dos a√Īos antes, lo que llev√≥ al cierre de las fronteras con Zambia. Con sus cualidades de liderazgo, √©l era el hombre del momento. Negoci√≥ el traslado de Kabwe, Zambia, a la provincia de Castilla. A cambio, el Distrito se encarg√≥ de la fundaci√≥n de la escuela de Dete. Powell obtuvo importantes subvenciones de Misereor para este proyecto, que ofrec√≠a tanto asignaturas cl√°sicas como pr√°cticas.

Durante su tercer mandato, Powell y su Consejo decidieron cerrar la escuela Kwekwe durante un a√Īo, ya que el n√ļmero de estudiantes de razas diversas se hab√≠a reducido de 150 a 75 debido a los disturbios en el pa√≠s. El plan era a√Īadir m√°s edificios en 1976 para poder aceptar a unos 300 internos africanos en 1977. Esto caus√≥ una gran pol√©mica. Un hermano lo critic√≥ en los peri√≥dicos, insistiendo en que hab√≠a que seguir dando testimonio en contra de las pol√≠ticas raciales del gobierno blanco. Estas cr√≠ticas afectaron mucho a Powell, que en su noveno a√Īo al frente del Distrito acusaba el cansancio. El hermano Basilio le pidi√≥ que fuera a Roma para recuperarse.

Roma: Un nuevo horizonte

Los caminos de Dios son insondables. Powell llega a Roma, donde tuvo la oportunidad de seguir algunos cursos en 1977. Desde 1978 hasta 1982 trabaj√≥ con F. Charles Howard para sentar las bases de la Secretariado Social, en respuesta al llamamiento de la Iglesia de una opci√≥n preferencial para los m√°s pobres. Esta oficina buscaba formas de apoyar financieramente proyectos solidarios en los pa√≠ses en desarrollo. Con los a√Īos, el Secretariado se convirti√≥ en la Oficina Internacional de Solidaridad y, finalmente, en la Fundaci√≥n Marista para la Solidaridad Internacional (FMSI).

Est√° claro que sus talentos no pasaron desapercibidos. Fue nombrado Consejero general en octubre de 1982 para llenar un vac√≠o. En el Cap√≠tulo de 1985 fue elegido para el Consejo general junto con el H. Charles Howard. El H. Richard Dunleavy, tambi√©n electo, dijo de ese per√≠odo: ¬ęCreamos fuertes lazos de amor fraternal y respeto. Powell fue un hombre con los hombres, y siempre un hermano con sus hermanos. Era un l√≠der nato, siempre ten√≠a claras las decisiones a tomar, pero al mismo tiempo, estaba siempre dispuesto a escuchar a los dem√°s para ver c√≥mo lograr el objetivo a alcanzar, fuese el que fuese¬Ľ. Hablando de sus experiencias juntos en Roma y de sus viajes a √Āfrica y a otros pa√≠ses con √©l cuando eran consejeros, se√Īala: ¬ęAprend√≠ a apreciar y a admirar su fuerte espiritualidad marista, su estilo de vida sencillo y su compromiso con ‚ÄĒcomo les llama el Papa Francisco hoy‚ÄĒ quienes viven en la periferia¬Ľ.

Durante su mandato como Consejero general, √©l y el H. Charles Howard se involucraron en un proyecto de gran importancia para el √Āfrica marista. Mirando las estad√≠sticas de este continente, constat√≥ que, aunque cada a√Īo hab√≠a una serie de primeras profesiones, el n√ļmero total de hermanos segu√≠a siendo m√°s o menos el mismo. Sac√≥ la conclusi√≥n de que la causa de que muchos se marcharan era los estudios de posnoviciado en centros seculares. Propuso una soluci√≥n: crear un centro de estudios com√ļn para todo el continente, tanto para los pa√≠ses franc√≥fonos como para los angl√≥fonos. Con buenos equipos de formaci√≥n se podr√≠a ayudar a los j√≥venes hermanos a fortalecer el esp√≠ritu religioso en su continente. Se entreg√≥ en cuerpo y alma a este proyecto, que comenz√≥ en Nairobi a finales de 1986, con el H. Luis Sobrado como primer Superior.

Un par√©ntesis sobre su salud. Durante una estancia en Zimbabue en 1985 o 1986, consider√≥ la posibilidad de establecer un escolasticado internacional en Harare. Una noche, despu√©s de visitar un lugar que pod√≠a resultar adecuado, regres√≥ a Kutama. Despu√©s de retirarse a su habitaci√≥n se sinti√≥ muy mal y pidi√≥ ayuda al H. Emmanuel Lapointe. Consultaron el hospital local, que recomend√≥ llevarle de urgencias al Trauma Centre en Harare. Cuando lleg√≥ all√≠ sufri√≥ un fuerte ataque card√≠aco. Todo el equipo m√©dico trabaj√≥ duro y logr√≥ salvarle la vida, pero el trauma le dej√≥ secuelas. Fue hospitalizado y se recuper√≥, pero algunos m√ļsculos de su coraz√≥n ya no funcionaban. Tuvo que vivir con esta discapacidad, que desafortunadamente lo fren√≥ mucho, durante el resto de su vida.

Despu√©s de terminar su cometido en Roma en 1993, pas√≥ dos a√Īos en el Marist International Centre (MIC), como miembro del equipo y Vicerrector, para contribuir a la formaci√≥n de esos j√≥venes hermanos. El H. Eugene Kabanguka, que era el Rector en esa √©poca, dice de √©l: ¬ęDebemos mucho a nuestro hermano Powell. Me prest√≥ una gran ayuda en la administraci√≥n del escolasticado, con mucho tacto y acompa√Ī√°ndome con su oraci√≥n. Y a√Īade: ¬ęLa gente pobre de Nairobi admiraba su atenci√≥n y su paciencia en escucharlos, pese a que no conoc√≠a su idioma (el suajili), para tratar de ayudarles¬Ľ.

Jubilación: el debilitamiento apacible tras una vida muy ocupada

Este per√≠odo de la vida de Powell comenz√≥ en Zimbabue, el pa√≠s en el que hab√≠a invertido tantos esfuerzos. Al principio estuvo en Kutama, de 1996 a 1999. Era el Superior de la comunidad y ayud√≥ a responder a las necesidades locales. Desde 1997 fue tambi√©n Vicesuperior del Distrito. Ah√≠ tambi√©n encontr√≥ una manera de llegar a los pobres. Despu√©s, en el a√Īo 2000, fue trasladado a la Casa provincial, situada en la calle Bedford en Harare, donde prestaba numerosos servicios. Ah√≠ resid√≠a el H. Jude Peterse, a la cabeza de la nueva Provincia de √Āfrica austral. Cuando Powell iba al centro comercial del barrio para alg√ļn recado, su paso ya no era el del atleta de anta√Īo.

Despu√©s de un discernimiento, tuvo que rendirse a la evidencia de que necesitaba un seguimiento m√©dico, por lo que regres√≥ a su pa√≠s de origen. En Laval supo adaptarse a los l√≠mites de su fuerza f√≠sica. Su antiguo compa√Īero de batallas, el H. Richard Dunleavy, le hizo una visita junto con el H. Philip Ouellette, y comenta: ¬ęFue maravilloso verlo en la carpinter√≠a restaurando muebles viejos para d√°rselos a los pobres¬Ľ. Tambi√©n se implic√≥ en la encuadernaci√≥n de libros y fue el maestro de un novicio.

Cuando el Pabell√≥n de San Jos√© en Laval cerr√≥ en 2013, Powell acompa√Ī√≥ a la comunidad que se mud√≥ a Trois Violettes, una nueva residencia de ancianos que hab√≠a abierto sus puertas en Saint-Jean-sur-Richelieu. Se dedicaba a la lectura, hac√≠a religiosamente los crucigramas del peri√≥dico y paseaba alrededor de la casa. Fue hospitalizado despu√©s de algunas ca√≠das en enero de 2019. Entonces se consider√≥ prudente trasladarlo a Ch√Ęteau-Richer, donde recibi√≥ la atenci√≥n requerida por su condici√≥n. Sorprendentemente, dos de sus antiguos estudiantes de la d√©cada de 1960 quisieron ir a visitarlo. Hacia el final, a causa de sus problemas de coraz√≥n estaba postrado en cama, ¬ęesperando¬Ľ, como dec√≠a √©l. Cuando lleg√≥ su hora, el 30 de marzo de 2020, estaba listo para reunirse con Champagnat all√≠ arriba.

Allan Robertson, uno de los antiguos alumnos de Powell, que hab√≠a mantenido contacto con √©l hasta hace poco, resume bien los pensamientos de todos los que lo conocieron: ¬ęSu muerte debe ser una celebraci√≥n de su vida, porque ha enriquecido significativamente la vida de numerosas personas¬Ľ.

__________________

F. Jacques Langlois

VOLVER

Celebración del nacimiento de Marcelino Cham...

SIGUIENTE

Hogar Champagnat en Torrente acoge ni√Īos y a...