21 de agosto de 2015 CUBA

Hermanos maristas ayudan en la formación de los jóvenes

El Nuevo Plan Pastoral de la Iglesia Católica en Cuba, que reciberá en septiembre la visita del Papa, propone un camino de conversión que comienza con el anuncio explícito de Jesús, que debe ser acompañado con un tiempo de iniciación en la fe cristiana, formación permanente, la comunidad y testimonio de vida.

La Pastoral Juvenil de la diócesis de Cienfuegos, donde los Hermanos Maristas trabajan como protagonistas, queriendo apoyar ese itinerario, propuso un tiempo fuerte de formación de experiencias.

Así pues, del 12 al 19 de julio se llevó a efecto la VI Escuela de Verano para Juveniles y Jóvenes de la diócesis en San José de Paraíso.

Los encuentros responden a una necesidad sentida de formación integral en un ambiente juvenil teniendo a Jesucristo como centro de nuestras vidas para intentar ser mejores discípulos misioneros en la iglesia y sociedad que nos está tocando vivir hoy.

Las experiencias y temáticas están diseñadas desde el proceso de formación para jóvenes perseverantes en el que se intenta sanar, un poco, el llamado "daño antropológico" en los jóvenes cubanos.

El lema que acompañó la escuela fue: “Vine para que tengan vida y la tengan en abundancia” Juan 10,10.

VOLVER

Laicos amantes del carisma marista...

SIGUIENTE

Se celebra el capítulo del distrito de Áfri...