15 de septiembre de 2015 HAITí

Hermanos se consagran definitivamente a la evangelización de la niñez y juventud

El pasado 15 de agosto, fiesta de la Asunción de María Santísima, se ha celebrado, al ritmo de los tambores haitianos, la profesión perpetua de los hermanos Wilguins François y Jean Mance Louis-Jeune, en el noviciado marista de Jérémie, Haití. Recibió los votos de consagración a Dios el hermano Antonio Cavazos, encargado del Sector de Haití y delegado del hermano Superior General.

Este festejo convocó a los familiares de los hermanos que profesaban, a todos los hermanos del sector de Haití, a los postulantes y a muchos amigos de la obra marista.

Le damos gracias a nuestro Buen Dios y a nuestra Buena Madre por las nuevas vocaciones que nos concede y que son, de alguna manera, fruto del trabajo de los hermanos canadienses, quienes hace 30 años decidieron la fundación de la obra marista en estas tierras que tanto necesitan del Evangelio y que a su vez prometen mucho para el desarrollo del carisma y misión marista.

Los dos Hermanos consagraran definitivamente su vida a la formación y evangelización de la niñez y juventud haitianas que tanto necesitan de hermanos y amigos que les muestren la alegre misericordia que Dios les tiene y que les digan en su idioma creole que Dios los quiere y mira con cariño.

Frères Maristes Haiti

VOLVER

Provincia de Asia del Este...

SIGUIENTE

Banalización del horror...