14 de agosto de 2019 MéXICO

Jóvenes por el Servicio – México Central

20 jóvenes maristas, entre 18 y 19 años, del proyecto "Jóvenes por el Servicio" de la provincia México Central terminaron en julio su voluntariado en varios centros maristas, donde trabajaron durante un año, ayudando a los niños, jóvenes y adultos que viven en situaciones de vulnerabilidad y pobreza.

“Jóvenes por el servicio” funciona desde hace casi 25 años en la Provincia México Central. Este proyecto es un programa de voluntariado dirigido a jóvenes de las escuelas maristas y otros interesados que han concluido el bachillerato y que quieren vivir durante un ciclo escolar una experiencia de servicio con personas y comunidades excluidas del país. Se realiza en vinculación con las escuelas y obras de inserción marista, y otras instituciones católicas. Existe un equipo provincial responsable que acompaña a los voluntarios en las diferentes fases.

Los 20 jóvenes (19 de México Central y una de México Occidental), que acaban de regresar de su voluntariado, estuvieron colaborando en temas relacionados con el servicio socialen las siguientes obras maristas:

  • Misión de Guadalupe (en Comitán, Chiapas) trabajo con comunidades indígenas
  • Bachillerato Champagnat de la montaña, (en Potoichán Guerrero) trabajo en una escuela y casa de estudiantes indígena
  • Casa del abuelo Maty (en Aguascalientes) trabajo con personas de la tercera edad
  • Fm4 Paso Libre (en Guadalajara, jalisco) trabajo con personas en tránsito o búsqueda de refugio (migrantes)
  • Fundación Quinta Carmelita (en ciudad de México) trabajo con niños y niñas en proceso de protección contra violencia intrafamiliar
  • Residencia infantil San Vicente (en ciudad de México) trabajo con niños con discapacidad mental y motriz

Muy pronto, 30 jóvenes más, de 18 años, comenzarán su experiencia al servicio de los demás. La mayoría de ellos son exalumnos de diferentes bachilleratos maristas de México Central.

Este año, además de los seis centros maristas, arriba mencionados, los nuevos voluntarios podrán colaborar en tres instituciones más:

  • Ayuda solidaria AC (ciudad de México) trabajo con niñas huérfanas
  • San Miguel el Progreso (estado de Guerrero) apoyo a trabajo educativo en una comunidad indígena
  • Bachilleratos San José el Paraíso y Quiegolani (en el estado de Oaxaca) apoyo a trabajo educativo en comunidades indígenas.

Los 20 jóvenes expresaron de forma unánime, durante la evaluación de la última experiencia, que además de los servicios que pudieron brindar a los destinatarios de estos proyectos, también ellos salieron ganando, porque aprendieron, maduraron y obtuvieron una experiencia de vida enriquecedora, que les hará vivir su experiencia universitaria y profesional teniendo siempre en cuenta a las personas más necesitadas.

VOLVER

Fraternidad y profecía en el mundo de hoy...

SIGUIENTE

Fiesta de la Asunción de María...