6 de septiembre de 2007 BRASIL

La Asamblea internacional calienta motores

Estamos informando ya desde Mendes. Poco a poco han ido llegando, de los cuatro puntos cardinales, los hermanos y laicos que van a participar en la Asamblea internacional. Hay algunas excepciones, pocas, de personas que han tenido dificultades con los visados. La casa de Mendes, escondida en medio de una naturaleza exhuberante, ha abierto sus puertas dando muestras de una excelente acogida. En algunos salones se ultiman los detalles para que todo esté a punto. Hay una actividad serena y tranquila. Un grupo de alumnos y alumnas del Colegio marista de São Vicente de Minas (Minas Gerais) ponen la nota simpática en estos inicios del encuentro. Ellos ensayan el repique de sus originales instrumentos de música de percusión. Varios recipientes de plástico y latas grandes que han servido para transportar diversos líquidos son el instrumental con el que marcan el ritmo de su danza.

Entre los participantes se respira un ambiente de disponibilidad, entusiasmo y colaboración. Han vuelto a encontrarse viejos amigos. Se nota en las muestras de aprecio que acompañan el saludo. Otros proceden de lejanos países y es la primera vez que se encuentran. Muy pronto se superan las dificultades. Somos muy distintos por cultura, por idioma, pero semejantes en los ideales. Hoy a estos hombres y mujeres les une el corazón y la misión. Se respira la fraternidad marista y la internacionalidad de su misión. Hay una atmósfera que expresa las ganas de hacer una experiencia positiva e importante.

Uno de los trabajos previos ha sido la organización de las dinámicas que se van a utilizar en los grupos. Están previstos ritmos personales, de pequeños grupos lingüísticos y del gran grupo reunido en Asamblea general. En total se han elaborado 10 grupos para una primera parte de la Asamblea. Esta tarea se organiza a través de animadores de los pequeños grupos coordinados por el Sr. Collin Quine y el hermano Emili Turú. La riqueza de las peronalidades que toman parte en la Asamblea exige una atención particular al modo como se han de conducir los pequeños grupos y la Asamblea para que se puedan alcanzar los objetivos previstos.

Recordemos que los objetivos que se propone la Asamblea no son de tipo pragmático u organizativo, sino vivencial y de experiencia interior a partir de la escucha de la Palabra de Dios. Se puede decir que con esta Asablea se busca una gran experiencia de vida marista a partir de cómo se ha vivido en cada provincia y en cada país la misión marista. Por eso en la dinámica están previstos algunos momentos para adentrarse en los propios sentimientos y compartirlos con sencillez y transparencia.

En una primera apreciación podemos aportar algunos números que pueden dar una idea de la complejidad y riqueza de esta Asamblea.
Representantes por lenguas oficiales: español 37, inglés 33, portgués 14 y francés 11. Hay, además, 18 persas de apoyo de Brasil, 7 hermanos traductores, 2 brasileños contratados como traductores, el capellán (padre marista) y el director de comunicaciones del Instituto.

Por Unidades administrativas están distribuidos de la siguiente manera: El Superior general y su Consejo más la Comisión preparatoria (17 personas); 2 representantes de cada una de las Provincias de Southern Africa, Afrique Centre-Est, Canadá, China, USA, Europe Centre-Est, Madagascar, New Zaeland, Nigeria y Sri-Lanka (20 personas)¸ 2 representantes de cada uno de los Distritos del Paraguay, Afrique de l?Ouest, Korea, Amazônia, y Melanesia (10 peronas) y 3 representantes del resto de las Provincias (48 personas).

Por continentes el número de representantes es el siguiente: África 13, América 40, Asia 10, Europa 20 y Ocenía 12.

VOLVER

Hermanos y laicos ante la misión marista hoy...

SIGUIENTE

El hermano Seán Sammon, Superior general ofr...