3 de abril de 2006 ESPAñA

La presencia marista en Andalucía se inició en Lucena

El dos de abril de este año se celebran los actos conmemorativos de la llegada de los hermanos maristas a tierras andaluzas, en el sur de España. Hace cien años que una comunidad de hermanos maristas llegó a la ciudad de Lucena donde iniciaron su actividad como educadores y fue tal su aceptación que poco a poco desde allí se fueron extendiendo por toda la geografía de Andalucía. Hoy los hermanos están presentes en todas las provincias andaluzas menos Almería y son innumerables los niños y jóvenes que se han educado en las aulas de sus colegios.

Celebrar un centenario es una oportunidad extraordinaria para dar gracias a Dios por la presencia de tantos educadores que han compartido lo mejor de sus vidas en las aulas y los patios de la obra marista en Andalucía con miles de niños y jóvenes. También es un motivo especial para dar gracias a Dios por el don de la vida de san Marcelino Champagnat y por la vigencia de su carisma que dinamiza hoy la misión educativa marista.

Aunque en la actualidad no hay colegio marista en Lucena, se ha querido escoger esa ciudad para celebrar los actos conmemorativos como homenaje a quienes vieron nacer la obra marista en estas tierras. Es verdad que muchos de los protagonistas de esta historia ya no están con nosotros pues pasaron a mejor vida pero quedan muchos testigos de esta obra de educación. Con la celebración de este centenario también se quiere rendir un sentido homenaje de gratitud a cuanto hoy están presentes con su entrega en esta obra educativa marista de Andalucía. Qué bien se cumple aquí aquello de que unos siembran, otros recogerán. ¡Bendito sea Dios!

La Comisión organizadora de esta celebración ha preparado un nutrido programa de actividades con la colaboración del Ayuntamiento de Lucena y de algunos Antiguos Alumnos para dar realce a esta conmemoración. Destaca, en primer lugar, la maristíada, una jornada de convivencia deportiva entre los alumnos y profesores de los colegios maristas que la Provincia Mediterránea tiene en Andalucía. La dimensión religiosa de la celebración se expresará a través del homenaje a los hermanos difuntos, la eucaristía de acción de gracias en la iglesia de san Mateo y un acto mariano. Lo cultural tendrá su parte en el programa con una mesa redonda, una exposición de fotografías y la presentación del libro Presencia de los maristas en Lucena, imposición de insignias a antiguos alumnos, descubrimiento de una cerámica conmemorativa y una comida de hermandad.

VOLVER

Recuerdo agradecido...

SIGUIENTE

Disponible en veinte idiomas la «Biblia del ...