6 de abril de 2018 CASA GENERAL

Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional

El director del Secretariado de Misión, el Hermano Carlos Alberto Rojas, participó en un encuentro en nombre del Instituto de los Hermanos Maristas junto a otros religiosos para ayudar a cientos de jóvenes a preparar uno de los documentos que los obispos usarán para su sínodo.

Alrededor de 300 jóvenes de diferentes orígenes culturales y religiosos se reunieron en el Vaticano para una reunión pre-sinodal del 19 al 24 de marzo, precursora del sínodo de obispos de octubre sobre “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”.

Habían pedido al Hermano Carlos Alberto que supervisara uno de los 20 distintos grupos lingüísticos de 15 jóvenes junto con el Padre Raúl Tinajero, director pastoral de la juventud de la Conferencia Episcopal Española. Habían puesto a estos jóvenes a cargo de la redacción de un documento que luego fue presentado al Papa Francisco durante su Misa del Domingo de Ramos el 24 de marzo.

Entre la reunión de Roma y la participación en las redes sociales a través de seis grupos diferentes de Facebook en diferentes idiomas monitoreados por otros jóvenes, participaron más de 15,000 jóvenes en la conversación.

Discutieron un borrador inicial el jueves y, después de hacer los ajustes, se aprobó un borrador final en la mañana del 24 de marzo.

Las tres secciones del documento finalizado de 16 páginas son: los desafíos y las oportunidades de los jóvenes; la fe, la vocación, el discernimiento y acompañamiento y las actividades formativas y pastorales de la Iglesia.

La introducción del documento afirma que no pretende ser “un tratado teológico” ni “establecer nuevas enseñanzas de la Iglesia”, sino más bien servir como “una brújula” para los obispos reunidos en octubre que les ayudará a comprender la realidad de los jóvenes de hoy.

Los jóvenes piden que la Iglesia “aborde la crisis generalizada de la pornografía, incluido el abuso infantil en internet, y lo que paga por ello nuestra humanidad” y que especifique qué implica el papel de las mujeres en la Iglesia.
Con respecto a la vocación, los jóvenes subrayaron que todavía es un concepto “abstracto” para muchos y que, por lo tanto, no reflexionan mucho sobre ella.

También afirmaron que muchos se sienten “excluidos por ser cristianos en un entorno social que es adverso a la religión”, y subrayaron la necesidad de “encontrarnos a nosotros mismos y a los demás” para formar lazos profundos.

Los jóvenes dijeron que lo que quieren es ser “una presencia alegre, entusiasta y misionera dentro de la Iglesia”.

Veer el documento:

English | Español | Italiano

VOLVER

La comunidad LaValla200> Atlantis se involucr...

SIGUIENTE

Ser laico y laica marista...