19 de mayo de 2022 FRANCIA

Los maristas de Francia celebran la memoria de la muerte del H. Henri Vergès

La fiesta litúrgica de los 19 mártires de Argelia se celebra el 8 de mayo. Ese día, en 1994, el hermano Henri Vergès y la hermana Paul-Hélène dieron su vida por los jóvenes de Argelia, en La Casbah. Dado que este año, el 8 de mayo fue un domingo, la memoria fue celebrada el 11 de mayo, en la casa de Saint-Paul-3-Châteaux, donde el H. Henri inició su formación marista.
El H. Henri Vergès fue beatificado el 8 de diciembre de 2018, en el grupo de los 19 mártires de Argelia, y su fiesta fue fijada para el 8 de mayo. Un promedio de 40 hermanos y laicos participaron en la celebración.

La Eucaristía estuvo presidida por Monseñor Alain Planet, obispo de Carcassonne-Narbonne, quien conoció al hermano Henri en 1966-67, cuando estaba a cargo de la Institución Sainte-Marie, en Bourg-de-Péage, antes de su partida hacia Argelia, el 6 de agosto de 1969. Durante su homilía, al mencionar algunos recuerdos personales, el celebrante, evocó la trayectoria humana y espiritual del hermano Henri, servidor de los jóvenes argelinos durante veinticinco años.
Al concluir la misa, se trasmitió una entrevista realizada en 1993, en la oficina de Henri. Siempre es conmovedor volver a ver su rostro, escuchar su voz, sentir su compromiso apostólico tan profundamente ligado a la situación de los jóvenes que frecuentaban la biblioteca, donde ellos encontraban un ambiente apacible, adecuado para prepararse para los exámenes, en un local restaurado con cuidado. El H. Henri cuidaba mucho del entorno de trabajo de estos jóvenes. Fue entre ellos que murió el 8 de mayo de 1994.

El H. Henri y el Padre Carlos de Foucauld

La canonización, el domingo 15 de mayo, del Padre Carlos de Foucauld por el Papa Francisco, es una oportunidad para recordar que el H. Henri era un hijo espiritual del «Hermano Universal» según el testimonio de uno de sus amigos musulmanes.
“Creo que Henri Vergès estuvo muy influenciado, a nivel espiritual, por Charles de Foucauld. Él admiraba esta cita del hermano Carlos: ‘Deseo ser religioso, vivir sólo para Dios y hacer lo que fuera más perfecto’. Vergès tenía ese mismo ideal desde el momento en que fue admitido en la Congregación Marista. Él Me dijo un día, cuando aún estaba en Sour-El-Ghozlane: ‘Deseo es morir en Argelia, como Foucauld’. Palabras de profeta: los dos hombres tuvieron el mismo final”. (Cf. Prier 15 jours avec Henri Vergès, p. 108).

El ferviente deseo del hermano Carlos era “gritar el Evangelio con su vida”. ¿No es el eco de estas palabras lo que resuena en las palabras de Henri, pronunciadas durante una reunión en la Trapa de Tibhirine y relatadas por el padre Christian de Chergé?  “El quinto evangelio, que todos pueden leer, es el de nuestra vida”. (Cf. De Capcir a la Casbah, p. 109).

—————-

El H. Henri Vergès fue asesinado en su lugar de trabajo, en la biblioteca de la rue Ben Cheneb, en Argel, en el barrio Casba. Era un domingo 8 de mayo, a primeras horas de la tarde.

Lee aquí más información sobre el Beato Padre Henri

VOLVER

Una pareja se suma como voluntaria a la Comun...

SIGUIENTE

20 de mayo, aniversario del nacimiento de San...