7 de julio de 2015 SRI LANKA

Maristas en Asia: nuestro progreso en la comunión entre hermanos y laicos es nuestro regalo a la Iglesia

 Después de tres días de reunión en Sri Lanka, la Comisión de laicos de Asia manifestó que su progreso en la comunión entre hermanos y laicos es su contribución a la Iglesia.

“Nuestro progreso en esta comunión entre hermanos y laicos es nuestro regalo a la Iglesia”, manifestó la Comisión en un comunicado enviado al Departamento de comunicaciones de la Casa general, el 2 de julio.

La Comisión hizo sus comentarios tras una reunión en Negombo, celebrada del 26 al 28 de junio, con el objetivo de reflexionar, compartir experiencias y planificar la animación de los laicos maristas en toda Asia.

Durante su encuentro, surge la propuesta de crear “un programa de formación de laicos de Asia” para hacer frente a la formación, de laicos maristas, que tenga en cuenta las diversas realidades religiosas y culturales.

La Comisión habló de preparar un marco global del  “camino vocacional” de los laicos maristas y las “formas concretas de trabajo sobre la contextualización de sus contenidos y su proceso para asegurar su relevancia en Asia."

El encuentro mantuvo también el diálogo con la Comisión de laicos de Oceanía para lograr “un mayor enriquecimiento regional y del trabajo en redes”

Destacó la importancia de ampliar el liderazgo de los laicos maristas en la región y solicitó tener líderes laicos en cada unidad administrativa, así como establecer un plan de encuentros para facilitar una “efectiva coordinación regional”.

Los participantes reflexionaron sobre el abandono escolar de los niños y jóvenes de Sri Lanka y la necesidad de atender a sus necesidades.

La Comisión que se reunió, el 28 de junio, con otros laicos de Sri Lanka y con los hermanos, señaló que los participantes “expresaron su sueño de un futuro en el que existirá una más profunda comunión entre hermanos y laicos."

Abordó también la necesidad de “crecer en la comprensión de los elementos asiáticos de nuestra vida marista y el compromiso de actualizar nuestra misión sensible a las preocupaciones predominantes en la región, tales como la ecología y la justicia social”.

El Hermano Ismael Valls aseguró el compromiso de la Comisión “para promover la formación continua y conjunta de nuestros hermanos y laicos”.

“Este es nuestro camino para enriquecernos mutuamente en una auténtica comunión”, añadió el Hermano del Distrito de Asia. “Es caminando juntos como seremos místicos y profetas, constructores de comunión, para una misión común en las tierras de Asia”.

VOLVER

Líderes auténticos y transformadores para u...

SIGUIENTE

Once nuevos Hermanos Maristas en África...