ESCUELAS

 

Siguiendo a Marcelino Champagnat, tratamos de ser apóstoles para los jóvenes, evangelizándoles a través de nuestra vida y nuestra presencia entre ellos, así como mediante nuestra enseñanza: no somos ni exclusivamente catequistas, ni sólo maestros de materias profanas.

 

Educación integral

La educación, en su sentido más amplio, es nuestro marco de evangelización: en escuelas, en programas sociales y pastorales, y en encuentros informales. En todos ellos ofrecemos una educación integral, sustentada en la visión cristiana del desarrollo personal y humano.

Con la cooperación activa de los jóvenes, buscamos formas creativas para:

  • desarrollar su autoestima y su capacidad para orientar sus vidas.
    proporcionar una educación del cuerpo, la mente y el corazón, adecuada a la edad, talento personal, necesidades y contexto social de cada uno.
  • animarles a que cuiden de los demás y de la creación de Dios.
    educarles para que sean agentes de cambio social, y trabajen a favor de una mayor justicia para todos los ciudadanos, y para que tomen conciencia de la interdependencia de las naciones.
  • alimentar su fe y compromiso como discípulos de Jesús y apóstoles para otros jóvenes.
  • despertar en ellos un espíritu crítico y ayudarles a tomar decisiones basadas en los valores del Evangelio.

Escolas maristas