2 de marzo de 2010 BRASIL

Movimiento Champagnat de la Familia Marista

El 5 de febrero, el H. Teófilo Minga, antiguo secretario de la Comisión de Vida Religiosa y actual coordinador de la misión ad gentes, se reunió con las tres fraternidades del MChFM de Fortaleza. También estuvieron presentes los hermanos Salatiel Franciscano do Amaral, asesor provincial del MChFM, y Gerson José de Lima, Director del Colegio marista de Mondubim, lugar de la reunión.

El H. Teófilo compartió con todos los presentes la riqueza de los elementos de la espiritualidad marista, tal como está presentada en el documento Agua de la roca. También se presentó el nuevo documento aprobado por el último Capítulo general de los Hermanos Maristas, sobre la vocación de los laicos maristas: En torno a la misma mesa ? La vocación de los laicos maristas de Champagnat. Entre otros puntos, el H. Teófilo destacó la importancia de la vivencia del carisma marista, el papel de los laicos y su vocación, y la formación conjunta de hermanos y laicos.

La información y el estudio de dichos documentos se llevaron a cabo en los encuentros/retiros realizados en nuestra Provincia (Brasil Centro-Norte). Igual importancia se dio al estudio y vivencia del documento Agua de la roca durante el Año de Espiritualidad, e incluso después de que éste se acabara. Esperamos que los próximos años sean momentos de estudio y vivencia del nuevo documento dedicado a los laicos de Champagnat. La presentación del H. Teofilo nos abrió el apetito y la curiosidad para explorar las riquezas de ese documento, último regalo ofrecido por el Capítulo general a todo el mundo marista.

Gracias a la labor realizada por el H. Teófilo de la Comisión sobre la Vida Religiosa, especialmente a través de retiros, seminarios y diversos artículos publicados en este sitio web. Fueron leídos en las fraternidades y sirvieron para hacernos sentir la universalidad del mundo marista, de la que somos miembros. Fueron para nosotros información y formación al mismo tiempo. A través de ellos descubrimos un poco la vida espiritual que se difunde en la congregación y el deseo de profundizar en la espiritualidad marista, más allá del Año de Espiritualidad. Este ya pasó, pero sus frutos perduran. Nos quedamos con el deseo de ?extraer? la misma riqueza de nuevo documento sobre el laicado. Para ello, nos dijo el H. Teófilo, debemos sacar máximo provecho de las múltiples iniciativas que el Secretariado de Laicos lanzará sin duda en el futuro próximo. Damos gracias a Dios por los recuerdos y las lecciones que sacamos de esta reunión y de esta visita.
____________________
Flamarion Lopes, MChFM
Fortaleza, 6 de febrero de 2010

VOLVER

Una obra imprescindible para los investigador...

SIGUIENTE

Movimiento Champagnat de la Familia Marista...