6 de marzo de 2008 ESPAñA

Ofrecer nuestras comunidades a personas comprometidas

El fin de semana del 16 y 17 de febrero de 2008, tuvo lugar el Primer Encuentro de las Comunidades Mixtas de la Provincia Mediterránea en nuestra casa de Castilleja de la Cuesta.
El Hermano Provincial se hizo presente en la mañana del sábado y nos animó con sus palabras para que sigamos en este camino de búsqueda y de innovación, pues, no en vano el 20º Capitulo General habla de ensanchar la tienda para los seglares.

Sabemos que hay voces discordantes que no van en línea con estas experiencias comunitarias de hermanos y laicos y así nos lo recordó el H. Provincial. Pero esto no nos preocupa tanto como el querer vivir esa espiritualidad marista compartida. El Espíritu está soplando y sólo queremos ser fieles, día a día, a esos impulsos. Tampoco nos preocupa lo que pueda quedar, en un futuro próximo o remoto, de estas experiencias comunitarias. Ese mismo Espíritu sabrá abrirse caminos nuevos para la congregación y para la Iglesia.

Compartimos nuestros proyectos comunitarios y hablamos de los recorridos de cada comunidad. Constatamos que había una pluralidad de formas y de estructuras que, a su vez, aportan nuevas riquezas. No hay nada definido ni nada acabado, se va caminando haciendo comunidad.

Los seglares presentes en el encuentro tenían muy claro que no han hecho opción por unos determinados hermanos sino que su opción está orientada en vivir la espiritualidad de Champagnat con unos hermanos. Aun constatando una vocación común, la de amar a Jesucristo y hacerlo amar, valoramos la especificidad de cada vocación y por ello, la necesidad de respetar espacios privados para los hermanos y para los seglares.

La presencia de la mujer y de los niños en la marcha de la comunidad es una nota más de familia y de hogar y, por supuesto, en este encuentro se volvió a dar esa misma nota.

Las comunidades presentes fueron la de la Magdalena de Jaén, la del Campico de Alcantarilla de Murcia, la de la Oliva de Sevilla y la de Suerte de Saavedra de Badajoz. También se sumaron otros cuatro seglares que pidieron asistir al encuentro y que sintonizaron en todo momento en el clima que se creó.

El compromiso sacado de este encuentro, además del deseo de celebrar otro, se orienta a ofrecer nuestras comunidades a personas comprometidas, en trabajar en una nueva pastoral vocacional y en trabajar por llegar a una paridad económica entre seglares y hermanos.

H. Antonio Marín Alba

VOLVER

Secretariado Internacional de Solidaridad (BI...

SIGUIENTE

Proyecto ad gentes...