Pacto Educativo Global

Como Maristas de Champagnat, nos comprometemos con el Pacto Educativo Global promovido y lanzado por el Papa Francisco para facilitar un compromiso renovado con la educación de los niños y los jóvenes, no sólo en un entorno de clase formal, sino también en la familia y la comunidad.

Los Maristas de Champagnat ponen a la persona en el centro, escuchan la voz de los niños y jóvenes, promueven la educación integral de los niños y jóvenes, reconocen a la familia como el principal y esencial componente educador, instruyen y educan para rechazar la cultura de la indiferencia, realizan estudios para encontrar otras formas de entender la economía, la política y el progreso para lograr una ecología integral, y proteger y fomentar el cuidado de nuestra casa común.

Nuestro compromiso no se limita, sino que se extiende a través de la participación en los eventos globales que promueven el pacto. Colaboramos con la Oficina Internacional de la Educación Católica (OIEC), la Comisión de Educación de las Uniones de Superiores y Superioras Generales (UISG/USG) y otras entidades con mentalidad similar.

Para hacerlo práctico, el gobierno general del Instituto aprobó el logotipo del Pacto Educativo Global para que sea adoptado y utilizado por todos los órganos de la Misión Marista en todo el mundo.

Estamos llamados a no quedarnos de lado en este pacto importante que forma parte del ámbito de la vida y las actividades maristas.