3 de junio de 2008 COLOMBIA

Postulantado Marista Nuestra Señora L`Hermitage

Podemos sentir la gran exigencia que nos da a conocer el libro Agua de la roca, a través del estudio que realizamos con el hermano Teófilo Minga. Agua de la roca es una fuente sólida de espiritualidad que nos invita a seguir alimentándonos en nuestro caminar marista.

Valoramos mucho la pasión con la que el Hno. Teófilo irradia ese ser marista, a través de su trabajo; con el cual contagia y transmite esa esencia de la espiritualidad marista con quienes hemos optado por la vida religiosa, para vivir en función de los demás, enamorándonos de Jesucristo, y colocando en práctica su Evangelio.

Nosotros nos sentimos llamados a crecer como personas y en especial como Hermanos Maristas asumiendo en nuestro corazón los desafíos que implica seguir a Jesús, como lo plantea el documento en el artículo nº 149 al ir a aquellos lugares donde otros no quieren ir, a desplazarnos a espacios marginales para ofrecer una presencia y un servicio fiel a los excluidos y arrinconados de nuestra sociedad. Sentimos aquí la dimensión misionera de nuestra espiritualidad hoy en día tan reavivada en el proyecto Ad gentes (cf. nº 150) que el Hno. Teófilo subrayó con tanto entusiasmo. De paso hablaba del ?Proyecto Hermitage? como fundamental para el desarrollo de nuestra espiritualidad en el futuro.

También nos sentimos retados por el artículo nº 42 a ser capaces de dar testimonio al mundo, dejando de lado los valores mundanos y avanzar según el proyecto de Jesucristo, el cual nos exige vivir a contracorriente. Este es el modo de vivir nuestra espiritualidad y el camino para que otros se sientan atraídos e invitados por ella. Este es el modo de ser ?agua viva? y permitir a otros que a su turno sean ?agua viva? para todo aquellos que sienten sed de espiritualidad y en particular de la espiritualidad marista.

Por último, María como nuestra buena madre nos enseña a ser modelos de escucha, a sentir el amor por el pobre, y a estar abiertos al mensaje de Dios. Su manera de vivir la palabra de Dios nos interpela a no quedarnos sólo con lo que decimos y pensamos, sino que ella nos invita a vivir en actitud de visitación constante. Esto es bien claro en números como 75, 131, 134 y 151, entre tantos otros de referencia mariana.

Manizales, Colombia
Postulantes:
Cristhian Bedoya
Daniel Francisco Oviedo
Camilo Castro

VOLVER

Nueva vida en la Provincia Cruz del Sur...

SIGUIENTE

Provincias maristas de Melbourne y Sydney...