5 de junio de 2018 ITALIA

Profundizando la vivencia intercultural en fraternidad

Vivir en comunidad fue el tema central de la cuarta semana de formación para los candidatos del Proyecto Lavalla200>, del 28 de mayo al 3 de junio.

La Hermana María Salomé Madariaga (Chile) y el Padre Tim Norton (Australia) propusieron a todos una formación vivencial sobre la riqueza y los desafíos de la experiencia intercultural. El objetivo de trabajar esta temática se dio por la importancia que la dimensión comunitaria intercultural tiene en el programa.

Se inició la formación presentando el itinerario de inmersión intercultural, el cual pasa por seis etapas: negación – defensa – minimización – aceptación – adaptación – integración. También se exploraron distintas maneras de lidiar con los conflictos, dependiendo de los perfiles de cada persona, así como conocer las habilidades necesarias para una asertiva vivencia comunitaria.

Conforme a la exposición teórica, la Hermana Salomé condujo diversas dinámicas junto a los participantes, a veces organizándolos por fraternidades, a veces por vocaciones y generaciones. Se percibió que la vivencia comunitaria es uno de los pilares del Proyecto Lavalla200>.

Finalizando la semana, los miembros de Asia y Oceanía presentaron a todos un poco la cultura y la presencia marista en sus continentes. Como destaque, hubo una gran cena, en la que los participantes pudieron probar los platos asiáticos utilizando sus propias manos.

VOLVER

Hay vida? y nos convoca...

SIGUIENTE

El Instituto busca lazos con la Universidad A...