5 de julio de 2011 CASA GENERAL

Programación de nuevos proyectos

Los miembros de la Comisión del Patrimonio Espiritual Marista se han reunido en Roma del 10 al 24 de junio de 2011 con un interesante programa de trabajo. La reunión de la Comisión ha consistido en compartir el informe de las actividades realizadas en las diversas regiones del Instituto acerca del Patrimonio y programar las próximas actuaciones.

Las previsiones se han centrado fundamentalmente en los preparativos para hacer una edición de la Historia del Instituto en vistas a su publicación en 2017, con ocasión del segundo Centenario de la fundación del Instituto. El hermano Juan Moral ha facilitado una bibliografía de referencia, entresacada de los fondos documentales de los Archivos de Roma, para ayudar a los historiadores. Por su parte el hermano Aureliano Brambila ha elaborado una pauta metodológica para componer la historia marista de México. Esta pauta puede ayudar para hacer un trabajo similar en otras provincias. La propuesta será publicada en Cuadernos Maristas n. 30. Por su parte, el hermano André Lanfrey ha presentado el esquema de una historia de Francia marista desde los orígenes hasta 1907.

Dentro del capítulo de las programaciones también se han planificado los contenidos de los próximos números 30 y 31 de Cuadernos Maristas. La publicación de Origines des Frères Maristes, que acaba de aparecer en tres volúmenes, en cuya obra se recogen todos los documentos relativos a Champagnat, plantea la necesidad de comenzar ahora la publicación de los cuadernos de apuntes del hermano Francisco y del hermano Juan Bautista. La aparición de la Chronologie Mariste, que inaugura la colección FMS Studia, ha planteado también la necesidad de definir las políticas de prioridad y el ritmo de publicación de los números sucesivos de la colección.

El día 22 junio de 2011 se dedicó a un encuentro con las cuatro ramas maristas en la Casa general de los hermanos. En el encuentro han participado, además de los miembros de la Comisión del Patrimonio y de algunos hermanos del Consejo general, el P. Bernard Bourtot sm y las hermanas Jane Frances o'Corroll sm, Superiora general y Bridget Brady, sm; Pauline Gresham, smsm, Consejera y Margaret Ryan, smsm. Esta jornada ha estado dedicada a la personalidad de Pompallier, actor importante, y contestado, de los orígenes maristas y al mismo tiempo fundador de la Iglesia de Nueva Zelanda. En un primer momento se ha evocado la partida de los primeros miembros de la Sociedad de María hacia Oceanía y la bendición, por Pompallier, de la capilla del Hermitage, ambos hechos ocurridos en 1836. El segundo momento se ha dedicado a una reflexión sobre la historia de las diversas ramas entre el final del Concilio Vaticano II y nuestros días. La jornada concluyó con el visionado del vídeo sobre Monseñor Pompallier (55’) realizado por la televisión francesa con ocasión del traslado de sus restos a Nueva Zelanda.

Con ocasión de este encuentro, la Comisión ha reflexionado también sobre el futuro de la propia Comisión. Esta sesión ha sido la última de la Comisión constituida por el Consejo general precedente ya que los contratos de sus miembros expiran en 2011-2012. El trabajo sobre el Patrimonio del Instituto recibió un gran impulso al nombrar un Comité integrado por tres Consejeros generales y de una Comisión de 6 miembros apoyados por un secretario, que se han reunido cada año en Roma. Actualmente la Comisión del Patrimonio está integrada por los hermanos: André Lanfrey, Michael Green, Aureliano Brambila, Ivo Strovino, Jaume Parés, Robert Théo, Henri Réocreux (Secretario). Por otra parte hay que armonizar las nuevas orientaciones emanadas del Consejo general tras la decisión de que la Comisión del Patrimonio Espiritual pase a depender del Secretariado Hermanos hoy, cuyo Director es el hermano César Rojas.

En otro orden de cosas se ha planteado también la necesidad de una coordinación entra la formación, la investigación y el nuevo proyecto de formación universitaria “on line” con base en la Universidad Marista de Curitiba, Brasil.

En la misa de despedida, el hermano Emili Turú, Superior general, entregó a cada uno de los integrantes de la Comisión una imagen de la buena Madre agradeciéndoles el “trabajo realizado en profundidad” cuya labor está dedicada a “cultivar la raíces del árbol del Instituto” cuyo resultado no se ve “hasta que se recogen los frutos”.

VOLVER

Cómo trabajar mejor en equipo...

SIGUIENTE

La oficina de AMS dio comienzo a sus activid...