29 de octubre de 2012 REP. DEM. DEL CONGO

Provincia de África Centro Este

El Movimiento Champagnat de la Familia Marista es una realidad en la Provincia de África Centro Este. La fraternidad marista de Goma, en la República Democrática del Congo, llamada JUDEPROFMs (Jeunes Unis pour le Développement et la Promotion des Œuvres des Frères Maristes = Jóvenes Unidos para el Desarrollo y la Promoción de las Obras de los Hermanos Maristas), se muestra cada vez más cercana a la juventud congolesa por los diferentes proyectos que esta entidad ha puesto en práctica. Se puede comprender que un buen número de personas se interese en esta dinámica: ya no son solamente los muchachos y chicas los que vienen hacia nosotros, sino también los laicos católicos responsables de familia, casados, que quieren saber más.

Las personas que han vivido el crecimiento de la JUDEPROFMs pueden dar testimonio de que ella es un fruto de lo que se estableció en Mendes, aunque haya sido puesto en marcha antes. Se puede decir que Mendes le ha dado su verdadero sentido de « Fraternidad ».

Cinco años después, la realidad de la República Democrática del Congo es muy diferente, pero, al final de cuentas, nuestra fraternidad ha sabido adaptarse.

Seducida por la compasión del Padre Champagnat frente a los jóvenes, la fraternidad JUDEPROFMs ha orientado su campo de apostolado hacia los jóvenes desfavorecidos. Y como la situación de nuestro país ha hundido a algunos jóvenes más aún en la desesperación total, dejándolos de lado y condenándolos, el ideal de nuestra fraternidad es buscar devolverles la esperanza.

Es así que, desde su fundación, nuestra fraternidad ha podido definir los objetivos siguientes, con la única preocupación de poner en práctica su apostolado de manera adaptada:

–   participación en la visión universal de la Iglesia para el desarrollo integral de la persona,
–   contribución a la promoción de los derechos humanos,
–   ayuda a los niños indigentes y a las personas vulnerables,
–   participación en la formación de los jóvenes en las escuelas según el carisma de los Hermanos Maristas,
–   promoción de acciones que busquen el desarrollo y la promoción de los jóvenes abandonados,
–   trabajar por el cambio de los comportamientos para proteger la salud y el desarrollo humano.

Al ver la puesta en práctica de estos objetivos, algunos jóvenes han expresado un « ouf » de alivio, pero otros se han preguntado con inquietud si podrían ser tomados en cuenta por nuestros distintos programas. La modestia de nuestros medios no nos ha permitido intervenir a gran escala respecto a nuestros beneficiarios, sin embargo, esto no ha sido un obstáculo, y hemos sido fieles a nuestro programa de “apoyo escolar” en favor de los niños desfavorecidos, para este año 2012. Este programa prevé la entrega de útiles escolares y el pago de las tasas de matrícula (por ej. en el Institut TUSIMAME de Kalungu, la Escuela primaria de aplicación MUGUNGA de Goma, el Institut WETEMWAMI de Bishange y el Colegio LWANGA de Minova).

La dificultad más grande que hemos encontrado está relacionada con los comportamientos perversos de la juventud. Hay que comprender que la situación económica difícil de ciertas familias, como consecuencia de la guerra, empujan a las chicas y muchachos a vagabundear y a todo tipo de aventuras, con la finalidad de procurarse medios para sobrevivir. Esta situación malsana no ha escapado a la atención de JUDEPROFMs, que ha tomado rápidamente disposiciones para combatir el proxenetismo y el fenómeno de quienes trafican con la prostitución. Esto va acompañado de un objetivo de “promoción de los derechos humanos” en el programa de “protección de la infancia”. Así, a partir de este año 2012, la fraternidad JUDEPROFMs ha comenzado un nuevo proyecto llamado « Programa de sensibilización sobre la erradicación de los abusos sexuales cometidos con niñas menores en la ciudad MINOVA y alrededores ».

El 18 de febrero de 2012, a la mañana, las autoridades político-administrativas, entre las cuales estaba el gobernador, el comandante de la policía local, el comandante de las fuerzas armadas, el jefe de correos y los cuadros mayores del territorio, la prensa, las ONG y las asociaciones que actúan para la protección de la infancia, la comunidad de los Hermanos Maristas de Bobandana, los representantes de los padres, todos estaban reunidos en torno a la fraternidad JUDEPROFMs para comprender este nuevo proyecto, y tomar conocimiento de las diferentes estrategias puestas en obra para lograr el éxito. Las autoridades político-administrativas y militares expresaron su compromiso para sostener la fraternidad de los laicos maristas JUDEPROFMs.

Pensamos que este proyecto tendrá un impacto positivo sobre la evolución de los comportamientos, aunque todavía hay que estudiar otras alternativas para asegurar que esta categoría de personas puedan hacerse cargo de si mismas de manera duradera. Es cierto que los padres, así como toda la comunidad local, podían ver a esta generación correr a su propia pérdida, y desesperar de ella, pero gracias al esfuerzo, la oración y el aporte de cada uno de nosotros, podremos exclamar: « Mira este desierto que se ha transformado en un jardín ».

______________
Ignace NGWASI KAVANGA, Coordinador de Proyectos de JUDEPROFMs

VOLVER

Educación Superior Marista en red, construye...

SIGUIENTE

H. Emili Turú, Superior General...