9 de marzo de 2007 ARGENTINA

Provincia Marista Cruz del Sur

Los días 23 y 24 de febrero se llevo a cabo el primer encuentro de Superiores de Comunidad, en la sede provincial en Buenos Aires. Con el deseo de compartir experiencias, evaluar la marcha de la vida comunitaria e instancias de formación personal y en orden a la misión señalada en nuestras constituciones. Ser animadores en el compartir comunitario con los hermanos.

El hermano Demetrio Espinosa recibió a los hermanos y les animó a acompañar la tarea provincial de animación. Se presentó el Plan provincial para el corriente año dentro del marco de la propuesta congregacional: ?Un Corazón una Misión?. También la oportunidad para que los animadores provinciales de las distintas áreas pudieran presentar sus proyectos para el corriente año. Pastoral vocacional, gestión de obras, solidaridad pastoral juvenil, pastoral educativa?. Esta planificación provincial fue expresada en un pequeño folleto para hacer llegar a las hermanos, fraternidades de la Provincia y laicos que trabajan en misión compartida.

En la jornada del sábado veinticuatro se pudo contar con la animación de la licenciada Graciela Senosiain. Se ha podido de esta manera contar con el acompañamiento de una profesional con amplia experiencia en el campo de la psicología de la vida religiosa; acompañante y terapeuta de numerosos sacerdotes y religiosos, es asesora del la Conferencia argentina de religiosos. Con su iluminación se pudo trabajar sobre una aproximación a la convivencia comunitaria desde el punto de vista de las relaciones humanas y la atención a las principales manifestaciones de los desordenes psicológicos en la vida religiosa y la importancia que tiene la tarea del superior en conocer su sintomatología y la manera de encausarlos hacia la terapia adecuada. Dentro de la problemática vocacional mostró un panorama de la situación actual y los condicionamientos que tiene la opción religiosa de muchos candidatos marcada por los efectos socioculturales y situación de orfandad del hombre globalizado.

El dialogo sobre situaciones puntuales fue motivo de aclaraciones y orientaciones desde el conocimiento y la experiencia de la licenciada Graciela en esta materia. También se realizo un trabajo por grupos de superiores culminando con un plenario.

No podemos ignorar que la vida religiosa y su expresión comunitaria sigue siendo oportunidad de crecimiento en la medida en que se dan oportunidades para el diálogo y la aceptación mutua de sus miembros más allá de las diferencias que muchas veces marca la historia personal de cada uno de sus protagonistas.

No podemos decir que esta corta experiencia de dos días es suficiente para solucionar uno de los misterios más hondos y ricos de la vida consagrada y que nuestro Fundador le dio suma importancia: Vivir en fraternidad, y que últimamente se nos ha iluminado con la Circular del hermano Seán en ?Compañeros maravillosos? No hay duda que es un arte del convivir y una propuesta rica y válida para la juventud actual.

Con la presencia de la casi totalidad de los Superiores de las treinta y dos comunidades de la Provincia se pudo compartir este tiempo de formación y fraternidad en beneficio de todos los hermanos de Cruz del Sur. Se insistió en poder continuar contando con esta profesional para posteriores encuentros respetando así una continuidad en lo que ahora fue un comienzo.

Hno. Eduardo Gatti

VOLVER

Encuentro Marista de Debate...

SIGUIENTE

Petición global...