15 de septiembre de 2008 ESPAñA

Provincia Mediterránea

La Provincia Mediterránea acaba de aprobar su Proyecto de Animación Vocacional. Tiene 2 partes. En la primera, ?Marco en el que se desarrolla la animación vocacional?, trata sobre los principios y aspectos de la Animación Vocacional, la articulación entre la tarea pastoral y la animación vocacional y en qué consiste la pastoral vocacional marista específica. La segunda parte contiene un cuadro con la programación de actividades. Más abajo copiamos la presentación del Proyecto.

?Este proyecto que presentamos pretende ser una guía para ayudar a despertar, acompañar y discernir la vocación en cada uno de los niños y jóvenes de nuestras obras educativas y en nuestros grupos de fe. Porque cada uno de ellos tiene un proyecto de vida, de futuro, que tiene que descubrir. Pero, además, hay quien ?guiado por la fe- ha dejado entrar a Dios en su vida y se pregunta qué puede ser y hacer a la luz del Evangelio y del carisma marista. Y quiere dar una respuesta viviendo como seglar marista o como hermano.

Somos conscientes de que es Dios quien se acerca personalmente a cada uno para establecer con él una relación personal. Nuestro papel, entonces, -el papel de los que vivimos el carisma de Marcelino- es despertar inquietudes en el corazón de nuestros niños y jóvenes, especialmente por nuestro testimonio de vida que irradia fe, confianza, fraternidad, ilusión y entrega. Y lo hacemos de una manera muy sencilla, al estilo de María de Nazaret. Este testimonio de vida es el mejor medio para suscitar la pregunta por el futuro, por lo que Dios quiere de cada uno.

Junto con el testimonio, necesitamos hacer invitaciones personales a dar una respuesta a esta llamada, especialmente como hermanos o seglares en las diferentes formas actuales de vida marista. Es necesario, por lo tanto, proponer, pero también acompañar y discernir esta llamada con cuidado, cariño y audacia.

Sabiendo que es el Espíritu Santo el artífice de toda vocación, ponemos en manos de Dios nuestro trabajo y las vidas de cuantos Él pone en nuestro camino, oramos a menudo por ellos y les animamos con nuestras palabras y con nuestra cercanía.

Y en todo esto dirigimos nuestra mirada a María. Ella es la muestra de lo que Dios puede hacer cuando encuentra una criatura libre de acoger su propuesta. Libre de pronunciar su «sí», libre de encaminarse por la larga peregrinación de la fe, que será también la peregrinación de su vocación de mujer llamada a ser Madre del Salvador y Madre de la Iglesia.?

Leer el proyecto

VOLVER

Año de Espiritualidad...

SIGUIENTE

Viaje de novios un tanto especial...