9 de marzo de 2010 PERú

Provincia Santa María de los Andes

En enero 2009, se realizó en Chosica (Perú) una experiencia de formación conjunta que reunió a 14 hermanos y 22 laicos de la provincia marista de Santa María de los Andes. La experiencia duró 10 días y fue acompañada por una comunidad animadora formada, en su mayor parte, por hermanos y laicos que estuvieron presentes en la experiencia internacional de formación conjunta tenida en Quito (Ecuador), en julio 2008.

La experiencia provincial resultó muy satisfactoria para todos los participantes, al ser fuente de crecimiento y de vitalidad carismática marista para todos los participantes. Esto movió al Consejo Provincial, a través de la Comisión de Espiritualidad, a desarrollar la misma experiencia en cada uno de los tres países que componen la provincia: Bolivia, Chile y Perú.

En Bolivia, fue del 17 al 24 de octubre de 2009 y participaron 20 laicos y 6 hermanos; en Chile, del 10 al 16 de enero de 2010, con 22 laicos y 8 hermanos; y en Perú, del 6 al 13 de febrero, con 19 laicos y 3 hermanos.

El contenido de estos encuentros es eminentemente experiencial y comunitario, donde todos aprenden de todos, compartiendo sus itinerarios de fe, vocación, misión, relación con los otros y formación, tanto a nivel cristiano como marista. Este compartir aboca a una síntesis común de las experiencias compartidas que enriquece la vocación marista común y las vocaciones específicas de hermanos y laicos.

Al final, el sentir de todos fue de agradecimiento y de renovación vocacional. Según palabras de los que ya repetían la misma experiencia, ?nos llena de entusiasmo y esperanza evangélica ver la inquietud y los interrogantes que se generan, y el desafío a vivir nuestro seguimiento de Jesús, al estilo de María y de Marcelino, con radicalidad, desde nuestras propias vocaciones específicas?.

La continuidad de estas experiencias se da a través de procesos personales de crecimiento en la fe cristiana y el carisma marista (acompañamiento), ofrecidos a todos aquellos que sienten una llamada interior a la vocación marista. También se están iniciando, a nivel local, algunos grupos que quieren seguir compartiendo su vida y su fe. El documento ?En torno a la misma mesa? se convertirá en una guía para estos grupos y estos procesos.

VOLVER

Mártires víctimas de la persecución de Esp...

SIGUIENTE

Un encuentro providencial en Curitiba...