12 de noviembre de 2008 CANADá

¡Realizar nuevas experiencias para caminar juntos!

Los miembros de la comisión preparatoria a la experiencia de formación conjunta para hermanos y laicos se reunieron en Montreal (Canadá) del 20 al 24 de octubre 2008, en un ambiente de fraternidad. Esta comisión, compuesta por las personas siguientes: H. Teofilo Minga (secretario de la comisión de la Vida Religiosa), H. Bernard Régis (Hermitage), H. Pau Fornells (director del Secretariado de los Laicos), Tony Clarke (Australia), Robert Giguère (Canadá), Linda Corbeil (Canadá), ha recibido el mandato de planificar, elaborar y coordinar la experiencia de formación que se celebrará en Saint-Paul-Trois-Châteaux, Francia, del 26 de abril al 17 de mayo de 2009.

Durante toda la semana, los miembros de la comisión preparatoria trabajaron en la planificación de esta experiencia de formación para hermanos y laicos de lengua inglesa y francesa. Hay que precisar que hermanos y laicos de lengua española y portuguesa vivieron ya esa experiencia en julio de 2008 en Quito (Ecuador).

Esta nueva experiencia en la que participarán una veintena de hermanos y laicos, pretende construir un camino nuevo para enriquecer la misión marista en el mundo. Para ello, los participantes serán invitados a formar comunidad para descubrir, discernir y profundizar juntos temas diferentes. La comisión preparatoria desarrolló cada uno de estos temas y, además, elaboró el horario de dicha experiencia, que durará tres semanas. Estos son los temas que constituyen los puntos centrales de esa experiencia:

La fe
* Mi relación personal con Dios
* Espiritualidad marista

La vocación
* Mi identidad específica
* Nuestra identidad marista común

Las relaciones con los demás
* Mis experiencias de relaciones con los demás
* Caminos maristas en comunión con la Iglesia

La misión
* Experiencia de misión
* Nuestra misión compartida

La formación
* Proyecto personal de formación
* Proyectos de formación para mi provincia y mi región

Creemos que esta experiencia innovadora generará comunidades de vida que se convertirán en signos de renovación en el carisma. Estimulados por la riqueza de compartir vida, espiritualidad y misión, esperamos preparar a los participantes para que propongan experiencias semejantes en sus propias provincias y regiónes. Esta experiencia originará así una nueva comunidad de formadores.

Esta experiencia nueva en el Instituto Marista procura crear un espacio y un tiempo propicios para compartir y construir juntos, hermanos y laicos, la vida marista. Si vivimos en la unidad y ponemos a Jesús en medio de nosotros, podremos discernir el camino que Él nos marca.

Linda Corbeil (Canadá) – Por la Comisión preparatoria

VOLVER

Colegio Intercultural Bilingüe Fiscomisiona ...

SIGUIENTE

Acoger nuestra llamada...