15 de junio de 2006 CASA GENERAL

Séan Sammon: ?Tres facetas revolucionarias de San Marcelino?

Las comunidades de hermanos de la Casa general, junto con los laicos, han celebrado gozosamente la fiesta de San Marcelino Champagnat en dos tiempos. La fiesta litúrgica el día 6 de junio, ya iniciada la semana laboral, con un rico y abundante alimento para el espíritu, fue un himno de acción de gracias por la vida de Marcelino. Como dice el prefacio propio de la misa de San Marcelino, ?reunidos en festiva asamblea, elevamos a Ti, ¡oh Padre!, un himno de adoración y de alabanza junto con los ángeles y santos del cielo?.

El segundo tiempo de la celebración se trasladó al sábado día 10 de junio para abrir espacios de acogida y participación. Ese día se unieron a la alegría y celebración de los hermanos todas las personas que colaboran con la Administración general, acompañados de sus esposos o esposas respectivas, y los que tienen una relación de cercanía con los miembros del Consejo general o de la Administración general, como los Padres maristas, las Hermanas maristas, las Hermanas maristas misioneras, los hermanos de San Leone Magno, los sacerdotes de la Parroquia, etc.

Las comunidades de hermanos congregados ese día para celebrar a San Marcelino se vio enriquecida también con la presencia de algunos hermanos que acababan de clausurar el curso para los de edad media de habla inglesa celebrado en Manziana y con los miembros de la Comisión Internacional de Asuntos Económicos que concluía sus trabajos de una semana de duración.

El hermano Seán Sammon, Superior general, destacó en su homilía tres facetas revolucionarias de Marcelino: su relación con el Espíritu Santo, cargada de riesgo, que se transformó en carisma; la fundación de una institución de enseñanza para la evangelización mediante un tipo de relación con los educandos basada en el amor y, finalmente, la fundación de un instituto religioso cuyo estilo de vida es la memoria viva de lo que la Iglesia quiere.

En el ofertorio de la misa, unido a la plegaria de los fieles, se hicieron presentes todas las actividades y servicios del Consejo general y de la Administración general por medio de signos, destacando de forma especial las fotografías de los hermanos que constituirán el primer grupo que participa en el ?Proyecto ad gentes?.

La web celebró también el aniversario recordando que Marcelino es padre para los hermanos, guía para los laicos, apóstol para los jóvenes y santo para la Iglesia.

VOLVER

Pentecostés misionero...

SIGUIENTE

El Consejo General toma el pulso a las finaza...