16 de agosto de 2008 BOLIVIA

Tercer Capítulo provincial de la Provincia Santa María de los Andes

Cincuenta personas, hermanos y laicos, nos hemos reunido en la Casa de Ejercicios Beato Juan XXIII, Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, convocados por nuestro hermano Provincial, entre los días 22 al 25 de julio de este año. Se trataba de dar vida a nuestro tercer Capítulo provincial. Han sido seis años de camino recorrido, para probar y consolidar proyectos y estructuras maris-tas en este llamado que nos hacía el Señor: constituir una nueva realidad que diera más vida al carisma marista encarnado en este rincón de América.

Somos treinta y cinco capitulares, electos o de derecho, más los cuatro hermanos profesos tem-porales y diez laicos y laicas invitados. Además, nos acompaña en este encuentro el hermano Pedro Herreros en representación del hermano Superior general y el Consejo.
Nuestra primera tarea ha sido la toma de posesión del nuevo Provincial, recientemente nombra-do: el hermano Antonio Peralta Porcel, que hasta ahora era el Vicario del sector Bolivia de nues-tra Provincia. Junto con esto, fue importante para nosotros agradecer al hermano Pedro Marcos su importante servicio de animación en el nacimiento de nuestra Provincia.

Las otras tareas que hemos emprendido, además de revisar nuestro propio reglamento, han sido el sugerir al futuro Consejo provincial las prioridades para el próximo trienio, las que, luego de un proceso de discernimiento, se han focalizado en cinco temas sugeridos al gobierno de la Pro-vincia: Espiritualidad y centralidad de Jesucristo, Misión, Pastoral vocacional conjunta de her-manos y laicos, Integración de la Provincia y Comunidades y fraternidad. En esta parte, tanto los hermanos como los laicos han tenido derecho a voz y voto.

Continuando con nuestras tareas, hemos procedido también a la elección de los Consejeros pro-vinciales y hemos reflexionado sobre posibles estructuras de gobierno que nos permitan mayor vitalidad. Para el Consejo se ha elegido, también después de un proceso de discernimiento, a los hermanos Mariano Varona, Jesús Pérez, Alfonso García, Pablo González, Barsén García y Pa-tricio Pino. Nos queda por delante aprobar el conjunto del Reglamento del Capítulo y actualizar las Normas de la Provincia.

Solo nos resta esperar que la Buena Madre nos siga acompañando con fuerza en este proceso de crecimiento conjunto de hermanos y laicos, para que estemos hoy dando vida donde Jesús y Marcelino quiere que estemos.

VOLVER

Agua de la roca...

SIGUIENTE

Reunión de la Comisión preparatoria del Cap...