9 de mayo de 2007 ARGELIA

Testimonio en la Casbah

Queridos amigos:
En Argel estamos muy contentos con la idea que ha tenido la fraternidad marista ¬ęHenri Verg√®s¬Ľ de N√ģmes de organizar un homenaje a nuestro hermano Henri, el 12 y 13 de mayo en el monasterio de las Hermanas Clarisas de Argel de N√ģmes. Buscar√© la forma de que me representen ya que a m√≠ me resulta imposible viajar all√° debido a una ordenaci√≥n sacerdotal que estamos preparando en Argel, la del di√°cono Rapha√ęl Aussedat, que tendr√° lugar en esa misma semana.

El hermano Henri Vergès es, junto con sor Paule-Hélène, no sólo el primero de los diecinueve religiosos y religiosas de nuestra comunidad que han sido víctimas de la violencia integrista en Argelia, sino sobre todo el testigo particularmente fiel de una relación evangélica y marista con Argelia y los argelinos.

Yo estuve muy pr√≥ximo a √©l durante su itinerario argelino. En efecto, cuando lleg√≥ a Argelia yo estaba dando un curso de formaci√≥n en √°rabe a los profesores argelinos de las escuelas diocesanas, precisamente en los locales de la escuela San Buenaventura donde trabajar√≠a el hermano Henri en los a√Īos 70.

Ante de que se trasladara a Sour el Ghozlane sol√≠a ir a verle regularmente cuando vine de Or√°n a Argel como arzobispo auxiliar, en 1980. Con √©l fue con quien discern√≠ el compromiso marista de atender la biblioteca de los liceos de Ben Cheneb. El primero que inici√≥ esa presencia marista en la Casbah de Argel fue el hermano Jes√ļs, y el hermano Henri se le uni√≥ a la temporada siguiente. Durante dos a√Īos √©l y yo nos vimos con regularidad para poner a punto este proyecto.

Justamente antes de partir para el S√≠nodo africano de abril de 1994 pas√© por la biblioteca de Ben Cheneb a ver qu√© tal iba este servicio que a la saz√≥n frecuentaban m√°s de mil alumnos de los liceos. √Čl me inform√≥ que los usuarios de la biblioteca solicitaban m√°s del 95% de los libros en √°rabe y que, por tanto, el trabajo que all√≠ hac√≠an Henri, Paule-H√©l√®ne y su equipo estaba en la l√≠nea de las orientaciones del gobierno, que quer√≠a implantar el √°rabe en todo el sistema educativo.

De esa manera pude valorar personalmente el √°nimo y el compromiso de vida de Henri Verg√®s en Sour el Ghozlane y en Ben Cheneb. Todos √©ramos testigos de su vida de oraci√≥n, sobre todo cuando nos reun√≠amos para celebrar la misa y rezar el oficio en el precioso oratorio de estilo √°rabe que hab√≠an instalado en la casa de Ben Cheneb. Juntamente con el Rib√Ęt y los monjes de Tibhirine, Henri iba en busca de una solidaridad espiritual isl√°mica-cristiana. Cada instante de su jornada estaba consagrado a Dios y dedicado a los j√≥venes siguiendo su vocaci√≥n marista. Sub√≠a con frecuencia al santuario de Nuestra Se√Īora de √Āfrica a ofrecer su apostolado a Dios por medio de Mar√≠a.

La calidad de ese testimonio vivido en el popular barrio de la Casbah fue manifiesta para los que lo mataron. Aquellos también quitaron la vida a Paule-Hélène. Los dos habían asumido este riesgo, al igual que todos los que vivían en aquel barrio. Finalmente él entregó su vida en fidelidad a los jóvenes a los que había sido enviado por la Iglesia y la congregación.

El im√°n del vecino mausoleo de Sidi Abderrahmane At-Thaalibi, patr√≥n de Argel, rindi√≥ p√ļblico homenaje a estos dos m√°rtires el lunes siguiente a su muerte. El propio im√°n caer√≠a asesinado dos semanas m√°s tarde. Las Hermanas agustinas espa√Īolas que formaban la comunidad m√°s pr√≥xima a Ben Cheneb tambi√©n murieron violentamente seis meses despu√©s, cuando llamaban a la puerta de la capilla del barrio a la que acud√≠a semanalmente el hermano Henri para la misa dominical, a los pies de Nuestra Se√Īora de √Āfrica.

Henri sigue siendo para nosotros un signo de fidelidad cotidiana a la misi√≥n recibida, en el detalle de sus trabajos diarios y en su b√ļsqueda espiritual, as√≠ como en el don de su vida.

Henri TEISSIER
Arzobispo de Argel

VOLVER

Experiencia de San Marcelino Champagnat con J...

SIGUIENTE

Provincia Mediterránea. Zona Siria-Líbano...