23 de septiembre de 2005 SRI LANKA

Un plan maestro de obras para los Lugares Maristas

Motivación de entrada
<289.jpg alt= Sri Lanka ? 21.09.2005 hspace=5 vspace=5 align=right>La presentación de un Plan maestro sobre la casa del Hermitage y los demás lugares maristas ha centrado los trabajos de la Conferencia General durante toda la mañana de hoy.
La sesión se ha iniciado con una reflexión del hermano Superior General sobre la audacia de Champagnat al levantar el Hermitage. Entre otras cosas ha dicho que Marcelino era soñador y construía sus sueños con sus propias manos. El Hermitage es una realización en la que Marcelino puso de manifiesto que pensó en el futuro.
El Hermitage se ha convertido en un lugar de peregrinación para muchos, continuó. Es un lugar privilegiado. Toda la historia del Instituto está allí viva. Esa casa se ha ido convirtiendo poco a poco en ?la fuente?, el manantial de nuestra historia. El proyecto nos habla de espiritualidad y de renovación interior. Nos preocupa la historia, el coste económico y la utilidad de lo que se pretende hacer. ¿Qué pensaría el fundador si tuviera delante este proyecto? Sin duda que desearía que aquello se convierta en un lugar donde los jóvenes encendieran su celo apostólico.
El H. Seán concluyó animando a los hermanos: ?¡Veamos este proyecto con visión y voluntad de futuro!?

Presentación del origen del proyecto
El hermano Luis García Sobrado, Vicario General, ha hecho una breve historia del proceso que se ha seguido hasta llegar a la etapa actual. La casa del Hermitage, ya casi bicentenaria, ha sido Casa Madre, Casa General, centro de formación, de retiro, casa provincial… El hermano Basilio Rueda fue quien comenzó a gestionar un acuerdo entre la Administración General del Instituto y la Provincia del Hermitage. Este proyecto es fruto de aquel acuerdo.

Etapas en el desarrollo del proyecto
Junio 2004 ? Reunión de la Comisión integrada por representantes de la Provincia del Hermitage y de la Administración General.
Enero 2005 ? El Consejo General estudia el borrador elaborado por la Comisión.
Abril 2005 – Consulta a los Provinciales. Se reciben informes de los Consejos Provinciales de Amazonia, Brasil Centro-Sur, Canadá, China, Compostela, Cruz del Sur, Europa Centro Oeste, Corea, y Río Grande del Sur. En fechas posteriores se han recibido otros aportes de distintas Provincias.
Junio 2005 ? Último borrador.
Agosto 2005 ? Estudio del Plan maestro por el Consejo de la Provincia del Hermitage con los hermanos Luis García Sobrado y Maurice Berquet, consejero general.
Septiembre 2005 ? Consulta a la Conferencia General.

Presentación del Plan maestro de las obras y estimación de costes
Un plan maestro es un conjunto que parte de un programa de necesidades bien pensado y definido y establece las líneas maestras de acción. Su desarrollo se realiza a partir de programas parciales con garantía de llegar a resultados coherentes y a una racionalización de recursos intelectuales y económicos.
El Plan maestro ha sido expuesto por el hermano Maurice Berquet y contempla el conjunto de todas las construcciones del Hermitage: recepción, capilla, espacios dedicados a la acogida, Le Rocher, Le Cèdre, la lavandería y los anexos, la cocina y Les Sources, que se encuentra delante de la entrada principal. También incluye actuaciones en La Valla, Le Rosey y Maisonnette.
La renovación de ese conjunto de construcciones no es cuestión ajena al proceso de reflexión emprendido desde hace algunos años sobre nuestro carisma y nuestra identidad en el comienzo del siglo XXI.
Los objetivos y propósitos del Plan maestro son: encontrar, clarificar y presentar la memoria histórica del lugar. Ordenar los espacios en función de los diversos tipos de usuarios. Transformar el ?itinerio Champagnat? en un espacio de alta calidad espiritual. Racionalizar los recorridos horizontales y verticales. Centralizar los servicios y, finalmente, asegurar la estructura de las construcciones.

La filosofía de fondo
La renovación del Hermitage no equivale a poner la casa en sintonía con las necesidades actuales. Con frecuencia tendemos a confundir ?acomodar? con ?adaptar?. Acomodar quiere decir armonizar en orden a las necesidades de funcionamiento y las necesidades culturales del momento sin cuidar demasiado la identidad, que podría quedar afectada o disminuida. Por el contrario, adaptar es actualizar en todos los sentidos, manteniendo la identidad o, más todavía, con intención de preservarla. Esto es particularmente cierto en el caso del Hermitage por el peso fuertemente simbólico y espiritual que tienen esas construcciones para muchos de nosotros.
Que sea un lugar abierto a hermanos y seglares que favorezca la realización de experiencias formativas sobre el carisma de Marcelino. Presentar la historia no para fomentar la nostalgia del pasado sino para que ayude a inspirar lo nuevo del proyecto institucional. Ha cautivado la palabra ?itinerario? físico que suscita la idea de emprender un itinerario espiritual de crecimiento.

Propuestas del Plan maestro y financiación
En el Hermitage se contempla crear un solo acceso principal por la fachada norte, por debajo de la capilla, como lugar de acceso para todos los que lleguen allí. Cubrir con un tejado transparente a una altura considerable el patio central actual para crear un gran espacio interior que sirva de punto de encuentro y punto de distribución hacia todos los lugares de la casa. Situar la cocina fuera de las construcciones históricas. Reconvertir la lavandería y agrandarla con una nueva construcción para ubicar allí el comedor y unirlo a los espacios históricos por un corredor. Agrupar los espacios comunitarios de descanso, refectorio y oratorio en el primer nivel de Le Cèdre. Dedicar el primer piso exclusivamente al circuito Champagnat.
Para atender a los que llegan se piensa en una comunidad internacional e intercultural dedicada a la acogida y a la animación de los visitantes. Pero no sería la residencia de los investigadores maristas como ha sucedido hasta ahora.
En La Valla, la escuela continuará funcionando donde está, como hasta ahora. Los espacios del antiguo internado, la capilla y la construcción realizada en 1822 al lado de la casa Bonaire se remodelarían para espacios de acogida y museo.
En Marlhes se mejorarían los espacios de acogida y reunión ya existentes. Y en Maisonnette hay que reforzar las estructuras.
La Provincia del Hermitage, consciente de la responsabilidad de atender a una casa de la Provincia, se compromete a correr con los dos tercios de los gastos que origine el Plan maestro. El otro tercio correría a cargo de la Administración General y de las Provincias.

Reflexión en grupos interregionales
Los hermanos han dialogado a partir de estos interrogantes: ¿Con qué <289a.jpg alt= Sri Lanka ? 21.09.2005 >aspectos del proyecto me identifico? ¿Qué aspectos me preocupan? ¿Qué falta en el proyecto? ¿Pienso que mi Consejo y los hermanos y seglares de mi Provincia simpatizarán con este proyecto?
Se ha destacado que el Plan es el resultado de un estudio serio y profundo. Todos los grupos han coincidido en que la filosofía en que se inspira el proyecto les entusiasma. Algunos hermanos dicen que no saben cuál puede ser la reacción en sus Provincias. En cambio otros piensan que los hermanos verán con simpatía esas mejoras en el Hermitage, pero que otra cosa será motivar su uso. Les ha llamado la atención el coste del Plan. Las exigencias tanto económicas como de aporte de hermanos para formar la comunidad internacional van a ser una dificultad para algunas Provincias. Si ya se tienen problemas ahora para aportar al Fondo de solidaridad solicitado por el 20º Capítulo General, afrontar una nueva participación será casi imposible. ?Nos maravilla -dijeron en un grupo- que la Provincia del Hermitage pueda correr con los dos tercios del coste de la ejecución del Plan, pero va a ser un regalo para las próximas generaciones.? Hubo también quien insinuó la posibilidad de que en la comunidad de acogida hubiera también personas seglares colaborando.

Tarde de libre opción
Las previsiones del horario de la Conferencia han dejado esta tarde libre, sin actividades programadas. Pero todos los hermanos han llenado su agenda cumplidamente. Hay materiales pendientes de redacción. Se está programando ya la revista FMS Mensaje que recogerá la documentación de la Conferencia. Los hermanos Provinciales van de un lugar a otro con sus ordenadores para atender por internet la correspondencia diaria, etc. El tiempo libre está bien ocupado.

VOLVER

Finanzas y Uso Evangélico de los Bienes...

SIGUIENTE

Los caminos de la misión para el Instituto...