23 de febrero de 2024 CHAD

Un proyecto en Koumra capacita a las mujeres a través de una escuela de costura

Con el fin de capacitar a las mujeres jóvenes y adolescentes, el Centro Cultural Marista Champagnat de Koumra, en Chad, Provincia de África del Oeste, lanzó el proyecto “DYAN KE HO RON TOG”. Su objetivo es mejorar las condiciones de vida y la integración socioeconómica de las adolescentes y mujeres jóvenes, entre los 14 y 30 años, que no tienen educación, enfrentan una pobreza extrema y corren el riesgo de ser víctimas de trata. El proyecto no sólo brinda oportunidades de generación de ingresos, sino que también ofrece una oportunidad genuina de rescate y participación social.

La iniciativa incluye la creación de una Escuela de Costura en el Centro Cultural Marista Champagnat, en Koumra, que ofrece cursos de nueve meses de duración para 30 niñas y jóvenes en cada ciclo formativo. Además, se instalarán un laboratorio de sastrería y dos tiendas para crear, producir y vender prendas u otros artículos de sastrería, incluidos los elaborados con tejidos reciclados. La formación consta de tres módulos progresivos de 3 meses de duración, que incluyen habilidades empresariales, con clases prácticas cinco días a la semana, y seis horas al día. Inicialmente se impartirán cursos de alfabetización básica a beneficiarios con asistencia escolar limitada o nula.

El proyecto fomenta la colaboración entre los beneficiarios, promoviendo la resiliencia personal y comunitaria. Mujeres capacitadas guiarán a otros grupos que enfrentan dificultades. Los ingresos por la venta de productos mejorarán su situación económica y respaldarán el proyecto para beneficiarios adicionales.

El proyecto promueve la comunidad y la solidaridad, enfatizando la producción local de sastrería y la reutilización creativa de materiales. Su objetivo es aumentar la creatividad, la autoestima y la iniciativa de las niñas, ofreciendo productos elaborados localmente a precios asequibles, aumentando así el poder adquisitivo de la comunidad. El proyecto reconoce el valor de cada niña y mujer como un recurso positivo para la comunidad, que contribuye al desarrollo y a mejorar los derechos.

FMSI apoyó el diseño, la implementación y la presentación de informes del proyecto, mientras Misean Cara financió el 75% de los costes.

Misean Cara

Misean Cara, compuesta por 77 miembros, apoya a misioneros en todo el mundo, valiéndose de la herencia misionera de Irlanda para empoderar a los más marginados. Su enfoque incluye educación, salud, medios de vida sostenibles y derechos humanos en más de 50 países. Desde el 2004, Misean Cara ha brindado financiación, orientación y tutoría, y ha promovido relaciones profundas con aquellos a quienes sirve. Los miembros, que representan diversas tradiciones, comparten el compromiso de erradicar la pobreza, aliviar la marginación, superar las crisis y promover el bienestar de los pobres.

FMSI

La Fundación Marista para la Solidaridad Internacional (FMSI), creada por los Hermanos Maristas en 2007, trabaja globalmente por los derechos de los niños y los adolescentes, buscando mejores condiciones de vida. La Fundación Instituto Marista empodera a los niños y jóvenes a través de proyectos de educación inclusiva, promoción y solidaridad, con un enfoque en la protección de los derechos de los niños vulnerables y marginados. FMSI imagina un mundo donde la infancia sea respetada, garantizada y libre de la violencia y el miedo.

VOLVER

La red de escuelas Marista Brasil cumple un a...

SIGUIENTE

Brasil tiene un postulantado unificado, con 8...