21 de octubre de 2008 SRI LANKA

Un saludo desde la India y desde Sri Lanka

El H. Sunanda Alwis, Provincial de la nueva Provincia de Asia del Sur, ha organizado tres días de recolección para los Hermanos de su Provincia, sobre el tema : Nuestros santos maristas. Y pidió al H. Postulador general que viniera a ayudar a los Hermanos en ese sentido.

Se organizaron dos recolecciones. La primera en la India, en el estado de Tamil Nadu, para 13 hermanos. N os reunimos en el santuario mariano de Vailankanny con el fin de encontrar un ambiente de oración. Es un antiguo santuario mariano, que data del siglo XVII y es muy original. El conjunto forma una cruz de dos kilómetros y medio de largo por un kilómetro y medio de ancho. Tres grandes iglesias blancas, con campanarios blancos que se erigen puntiagudos hacia el cielo, forman la cumbre de la cruz, y de ellas parte un gran boulevard que termina dos kilómetros y medio más allá, delante de la iglesia del primer milagro, también toda blanca, con un juego de campanarios blancos. En las extremidades del brazo horizontal de la cruz estám la capilla del segundo milagro de un lado y la capilla de la adoración del otro, también de una blancura de ensueño. En el boulevard de dos kilómetros y medio, un amplio corredor central está cubierto de arena. Muchos peregrinos lo recorren de rodillas. En todas las épocas del año llegan ríos de gente con su fe popular, espontánea y sin respeto humano. Ese ambiente de oración nos ha ayudado mucho, mientras estábamos atentos a Marcelino, Francisco, Alfano, Basilio y a todos nuestros mártires de China, de España, de África. Quisimos descubrir cómo habían vivido los aspectos más importantes de la Espiritualidad Marista, enlazando así la santidad con la espiritualidad del Agua de la Roca.

Los treinta hermanos de Sri Lanka habían elegido el santuario mariano nacional de Nuestra Señora de Lanka. Este santuario, alejado de las ciudades, en la cima de una colina, rodeada de bosques, favorece la paz, y además, se puede pasear por los senderos cercanos al santuario. La recolección tenía el mismo tema: Nuestros modelos de santidad marista. Vistos de cerca nuestros santos maristas, despertaron en nosotros la admiración, el orgullo de tener como hermanos a tales santos, y la envidia de imitarles. Vale la pena conocerles y rezarles.

Para los cuatro novicios: tres de la India y uno de Pakistán, se había programado una sesión de mariología. Ésta duró cuatro días, a razón de cinco horas de trabajo al día. Lo que nos permitió tener una mirada nueva y más profunda sobre la María de los evangelios. Esta sesión también fue dirigida por el H. Postulador general

El nuevo sector de la India nos da una impresión de una juventud marista llena de promesas. Un buen número de hermanos jóvenes estudian en la universidad de Trichy, y otros, en el MAPAC. Hay tres novicios y seis postulantes. Tienen dos grandes escuelas, pero con comunidades reducidas: dos o tres hermanos. Es un sector en plena primavera.

Por el contrario, los Hermanos de Sri Lanka dirigen escuelas famosas, consolidadas. Están presentes desde 1911. Hablar de los Hermanos Maristas en Negombo o en Colombo, es hablar de una realidad nacional. Tienen también varias iniciativas para ir a los jóvenes menos favorecidos, como la escuela Electro, donde los jóvenes que fracasan en los estudios, pueden aprender un oficio, como: reparar ordenadores, frigoríficos, aparatos electrónicos y otros electrodomésticos.

Estos Hermanos, con sus modales asiáticos y con la sencillez marista, envían un caluroso y fraternal saludo a toda la Congregación.

VOLVER

Año de la Espiritualidad...

SIGUIENTE

Seguir dando pasos hacia adelante con mucha f...