16 de mayo de 2008 ESPAñA

Una propuesta de formación

El jueves 17 de abril, iniciamos en el Centro Marista de Espiritualidad, de San Lorenzo de El Escorial, el Programa Horizontes, una nueva propuesta para hermanos de la franja entre 32 y 40 años.

Los hermanos Javier Espinosa, Afonso Levis, Florentino A. Nuñez (Floro), Eleuterio S. Díaz (Lute) y Alfredo V. Sainz nos dieron una cálida bienvenida y nos hicieron sentir como en casa. Así, desde el 9 de abril de 2008, fuimos llegando de distintos lugares y culturas, uno que otro con algún obstáculo a la hora de ingresar en España, pero con muchas ganas y expectativas de vivir a fondo la propuesta.

Los 17 hermanos participantes son: Miguel Ángel A.Gutiérrez, José Ignacio P.Celis y Miguel T. Atiénzar (de la región valenciana donde las ?paellas? son un manjar), de la Mediterránea; Lisardo G. Miranda (ávido conocedor de la Historia) de Compostela; Guillermo Eliseo C. Frenzel y Nicéforo G. González (Nice), de América Central; Sergio G. Blackaller (Checo) y Luis Roberto G. González, de México Occidental; Gerardo T. Estrada (Cheval) (conocedor de la cultura Maya y otras culturas aborígenes), de México Central; Rafael M. Montoya y Gustavo D. Suárez, de Norandina; Reni Voss y Cezar Cavanus, de Brasil Centro-Sul; Iranilson C. de Lima, de Brasil Centro-Norte; Romidio Siveris y Gilberto Zimmerman Costa, de Río Grande do Sul; César García B., de Cruz del Sur (Argentina).

A la sombra del monte Abantos y con la simpática presencia de las ardillas, iniciamos el encuentro en un clima muy cordial y fraterno. Con el paso de los días nos vamos conociendo y la confianza va creciendo, lo que permite vivir más profundamente la experiencia. Los hermanos participantes, coinciden en que es una posibilidad de mirar con serenidad el camino recorrido, situándonos en la realidad de nuestras vidas y proyectándonos hacia el futuro. Muchos expresaron en su presentación el agradecimiento a Dios y a la Congregación por poder participar.

Llevamos recorridas dos semanas, en las cuales trabajamos sobre nuestra historia de vida como Historia Sagrada, y buscamos crecer en el conocimiento de nosotros mismos y en el aceptarnos tal como somos. Una frase motivadora de los primeros días fue: ?Dios nos ama como somos, pero nos sueña distintos?.

Que Jesús, el Señor de la Vida, María, nuestra Buena Madre, y el Padre Marcelino, nos sigan acompañando a vivir con total disponibilidad y esperanza este encuentro, que sin duda viene a ser una luz en nuestro caminar de hermanos.

VOLVER

Diploma de la Orden de los Lanceiros de Osór...

SIGUIENTE

Autoconocimiento, formación, espiritualidad,...