26 de agosto de 2015 PERú

Universidad marista concede título de ?doctor honoris causa? a un teólogo

La Universidad Marcelino Champagnat concedió al P. Gustavo Gutiérrez Merino el título de Doctor Honoris Causa el 14 de agosto en Lima (Perú).

Según un comunicado publicado en Facebook el 16 de agosto, la universidad se lo dio“en mérito a su excelencia académica, producción intelectual, incansable labor pastoral en bien de los más necesitados y aporte teológico a la Iglesia de los siglos XX y XXI”.

La semblanza de vida del P. Gustavo, estuvo a cargo del Dr. César Delgado Barreto, Doctor Honoris Causa de esta institución y amigo de infancia del P. Gustavo.

Su Acto de Investidura del Grado de Doctor Honoris Causa fue celebrado en la universidad, que “se honra al haber otorgado esta distinción a una persona cuya vida ha sido gastada en bien de la humanización del mundo”.

“La amplitud intelectual de Gustavo Gutiérrez es admirable”, continuóel comunicado. “Su pensamiento condensa un conocimiento profundo no solo de la teología y de la filosofía en sus diversas vertientes, sino también del arte, especialmente la literatura peruana, con la cual tiene una cercanía íntima”.

El P. Gustavo es un filósofo y teólogo peruano e inicióuna de las propuestas teológicas que más ha influido en las últimas décadas en la Iglesia Católica y en la sociedad latinoamericana: la de una Teología de Liberación.

Después de concluir sus estudios secundarios en el colegio marista San Luis (Perú), estudió psicología en la facultad de medicina de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos entre 1947 y 1950.

Entró en el seminario, en Santiago de Chile, y fue enviado a Europa para proseguir con estudios de postgrado.

Allí realizó sus estudios teológicos en la facultad teológica de Lovaina (Bélgica) y en la facultad teológica de Lyon (Francia) teniendo como profesores a Henri de Lubac y Yves Congar, entre otros.

Esto le permitió tener contacto con los teólogos del Concilio y diálogo con el mundo de la teología protestante, especialmente de Karl Barth. En 1959 fue ordenado sacerdote. En 1960, regresó a Lima. 

Desde 1995 es miembro de la Academia Peruana de la Lengua. En 1998 ingresócomo novicio en la orden dominicana.

En 2003, junto al periodista polaco Ryszard Kapuscinski, recibió en España el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en reconocimiento a su “coincidente preocupación por los sectores más desfavorecidos y por ser modelos éticos y admirables de tolerancia y de profundidad humanística”.

Ha obtenido los siguientes reconocimientos: Doctor Honoris Causa por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (1992); Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades (2003); Doctorado Honoris Causa en Teología Universidad de Yale (2009); Medalla R.P. Jorge Dintilhac por la Pontificia Universidad Católica del Perú (2010); Premio Nacional de Cultura Ministerio de Cultura del Perú (2012).

VOLVER

Votos y Jubileo de Plata en la Fiesta de la A...

SIGUIENTE

Preparando el Encuentro Americano de Educaci�...