16 de junio de 2005 ITALIA

Ustedes vienen, se aprovechan y todos nosotros prosperamos

Para confeccionar un par de zapatos de la marca Timberland que se venden en Europa a 150 euros, un muchacho de 14 años de la ciudad de Zhongshan gana 45 céntimos de euro. Trabaja 16 horas al día, duerme en la fábrica, no tiene vacaciones ni seguro de enfermedad, corre el riesgo de intoxicarse y vive bajo la opresión de patrones-opresores. La empresa de Zhongshan se llama Kinmaker Footwear. Tiene 4.700 empleados, de los cuales el 80% son mujeres y, de éstas, muchas tienen 14 y 15 años. La producción va destinada a un solo cliente: Timberland.
Los abusos perpetrados contra los trabajadores han sido probados y, ante las pruebas irrefutables, la multinacional ha reconocido su culpabilidad. Lo ha hecho a la sordina y no con el énfasis con el que el año pasado anunció el premio a la mejor empresa del año por sus relaciones humanas. El director general de relaciones externas de Timberland, Robin Giampa, ha declarado: Somos conscientes de que aquella fábrica ha tenido problemas relativos a las condiciones de trabajo. Nos vamos a comprometer en ayudar a los propietarios de la fábrica a mejorarla.

Los testimonios recogidos hablan de muchachos de 14 y 16 años que inician su jornada de trabajo a las 7,30 de la mañana y la acaban a las 21 horas, con sólo dos breves pausas para el almuerzo y la cena y con horas extraordinarias obligatorias. En los meses en los que hay mayor demanda, el turno de trabajo se inicia a las 7 y se termina a las 23. El domingo de descanso es cada 15 días. El sueldo mensual es de 757 yuan (75 euros), del que hay que deducir el 44% para gastos de comida y alojamiento, ya que la mayor parte de los obreros se ve obligada a dormir y comer en la fábrica?.
El diario oficial China Daily titulaba y resumía así la intervención del Presidente de la República y Secretario del Partido Comunista Chino Hu Jintao al saludar a los empresarios y banqueros extranjeros venidos a Pekín para el Global Forum el 16 de mayo de 2005: ?You come, you profit, we all prosper (Ustedes vienen, se aprovechan y todos nosotros prosperamos). Parece claro a quién se refiere el Presidente cuando habla de ?ustedes?, pero resulta más difícil saber a quién coloca en la categoría de ?nosotros?.
Fuente: LaRepubblicaEconomia.it (19/05/2005)

VOLVER

He aquí la esclava del Señor, hágase en m�...

SIGUIENTE

¿Qué me pide Dios? ¿Qué nos pide Dios?...