17 de abril de 2007 ESPAñA

Viviendo la experiencia del Resucitado

Con el fin de vivir más intensamente los días de la Semana Santa, los responsables de pastoral de la Provincia Mediterránea organizaron diversas actividades para los jóvenes.
Por una parte, hubo convivencias de tres días destinadas a chicos y chicas de 12 a 16 años. Estas convivencias tuvieron como finalidad seguir profundizando en la socialización e integración de esos muchachos en los grupos. Se trabajaron valores como la amistad, el compañerismo, la cooperación… Les fue presentado el evangelio de Jesús como guía para ?caminar? y ser felices en la vida y se les inició en la oración en grupo, en compartir pequeñas vivencias y en comprometerse con los valores del evangelio: el perdón, la ayuda al prójimo…Para ello se emplearon dinámicas, reuniones de grupo, representaciones… todo en un ambiente festivo y lúdico.

Asimismo, se prepararon pascuas juveniles, que comprendieron desde el Miércoles Santo hasta el Domingo de Resurrección, destinadas a muchachos de más de 17 años. Su finalidad era celebrar la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús en un ambiente juvenil; de ahí su denominación. Junto a las celebraciones del Triduo Pascual hubo reflexiones, análisis de documentos, experiencias compartidas, etc.

En total, han sido programadas trece actividades en las que participaron unos mil muchachos acompañados por ciento cincuenta animadores y catequistas. Lo que, en definitiva, se pretendió fue crear momentos especiales de crecimiento, tanto humano como cristiano.

Puesto que el número de participantes excedió al de plazas disponibles, hubo de aplicarse una selección. De ahí que sólo fueran invitados los que habitualmente asistían a las reuniones semanales de estos grupos. Otro criterio que también se siguió fue que el chico o chica supiera a qué iba. Es necesario que estos encuentros no estén masificados (asisten alrededor de ochenta participantes) y que haya un número razonable de animadores o catequistas acompañantes (uno por cada ocho, aproximadamente).

Para la mayoría de los chicos y chicas no es ésta la primera vez que han realizado alguna de estas actividades, pues entre el 60-70% de ellos lo han hecho ya en ocasiones anteriores. Pero hay también algunos que participaron por primera vez y otros que lo hacen cada cierto tiempo.

También los scouts han tenido la oportunidad de mantener sus propios encuentros durante esos mismos días.
Estas actividades tienen su origen en la puesta en marcha de los itinerarios catequéticos que se ofertan en los colegios: Grupos de Amistad y Vida Cristiana, Camino de Fe o por medio del movimiento scout. Algunas de estas actividades, comos son las organizadas desde los Grupos de Amistad y Vida Cristiana, se vienen desarrollando desde hace más de veinte años. En la zona de Italia se trabaja principalmente con universitarios que colaboran con los hermanos en actividades colegiales y parroquiales.

VOLVER

Une gracia obtenida por el Hermano Francisco...

SIGUIENTE

Quién era Champagnat...