9 de agosto de 2019 CASA GENERAL

weaving life 2019

El pasado mes de enero, 140 jóvenes Maristas de las cuatro ramas de la Sociedad de María y provenientes de los 5 continentes, se reunieron en Guatemala los días previos a la Jornada Mundial de la Juventud para reflexionar y fortalecer su compromiso con el llamado a ser presencia de María en la Iglesia y EN el mundo de hoy. La evaluación de ese encuentro, llamado “Tejiendo Vida”, fue muy positiva y permitió a los Superiores Generales de la Sociedad compartir su vida, fe y misión, en un ambiente juvenil lleno de alegría y dinamismo.

Al terminar la reunión en Guatemala, los 80 jóvenes participantes que fueron por parte de la rama de los Hermanos decidieron seguir en comunicación y continuar un camino de acompañamiento mutuo para sentirse familia global al volver a sus países. Aprovechando los recursos de la tecnología y por medio de las redes sociales, durante todo este año han compartido sus vidas y trabajos apostólicos. Poco a poco estos jóvenes Maristas han tejido una red global Marista sintiéndose parte de una familia que los ama, los acoge, los cuida y acompaña, con cariño y dedicación.

 

A continuación, y como celebración del día patronal del Instituto Marista pero también como agradecimiento a todos los jóvenes Maristas del mundo que ayudan a propagar el carisma de San Marcelino en los cinco continentes, el Secretariado de Educación y Evangelización del Instituto con la ayuda del Departamento de Comunicaciones de la Administración General, presentan este “mapa global” de jóvenes y presencias Maristas en donde podremos conocerlos, compartir su trabajo y orar por sus vidas y misión.

Este grupo de jóvenes Maristas sigue su camino con el deseo de seguir fortaleciendo sus lazos de fraternidad, así como a la expectativa de asumir un nuevo proyecto que el Instituto les presentará en los próximos meses. Para la Congregación ha llegado el momento de decir a cada uno de los jóvenes del mundo: “Levántate, Opina y Participa”. Estamos seguros de que la generosidad y valentía de los jóvenes nos ayudará a caminar con fe y confianza hacia el tercer bicentenario de vida del Instituto.

VOLVER

Carta de Alepo n. 36 de los Maristas Azules...

SIGUIENTE

Constructores de puentes...