Escuelas Maristas

La escuela marista es un lugar de aprendizaje, de vida, de evangelización. Como escuela, enseña a los alumnos “a aprender a conocer, a hacer, a vivir juntos, a ser”. Como escuela católica, es un lugar de comunidad en el cual se vive y transmite la fe, la esperanza y el amor, y en el que los alumnos aprenden progresivamente a armonizar fe, cultura y vida. Como escuela católica de tradición marista, adopta el principio de Marcelino de educar a los niños y jóvenes a la manera de María.


En el mundo

Las circunstancias y perfiles de las escuelas maristas distribuidas por todo el mundo varían notablemente dependiendo de su contexto social, político y cultural. Las encontramos tanto en el mundo rural como el urbano. Abarcan las tres etapas educativas: primaria, secundaria, enseñanza superior y formación del profesorado. Hay escuelas de jornada, y también internados. Pueden ser propiedad del Instituto, o bien estar dirigidas por los Hermanos bajo titularidad de las diócesis o de parroquias o del gobierno.


Comunidad educativa

Expresamos nuestro sentido de misión compartida en todos nuestros centros escolares formando una comunidad educativa entre el profesorado, los padres y el personal no docente. Nos ayudamos unos a otros en nuestras funciones complementarias. Juntos buscamos un modelo de relación que refleje el Evangelio y nuestros ideales maristas y que testimonie los valores que queremos transmitir a nuestros alumnos.


Red de Escuelas

Está basada en el proyecto de «EDUCACIÓN EVANGELIZADORA” para crear nuevas redes internacionales al servicio de la vida y misión Marista. Promover la creación y el desarrollo de la Red Internacional de la Misión Marista en Red, para asegurar su interconexión, sobre todo aquella de la Red Internacional de Educación Marista.