25 de marzo de 2022 VATICANO

Encuentro con el Papa Francisco: mirar más allá para enseñar a mirar más allá

Encuentro de los participantes de la Conferencia General con el Santo Padre en el Vaticano – 24 de marzo

Mensaje del Papa: English | Español | Français | PortuguêsItaliano

No podía haber mejor conclusión para una Conferencia General que tomó como lema “irar más allá”, que el encuentro con el Papa Francisco, siempre profético y siempre invitándonos a ser Iglesia de visión, iglesia sinodal y en salida.

El Hermano Superior General, los miembros del Consejo general y todos los Provinciales y Superiores de Distrito hemos tenido la gracia de ser recibidos en audiencia privada por el Papa, el 24 de Marzo de 2022. Como feliz coincidencia, era el día de la fiesta del santo profeta Oscar Romero. Y era víspera de la fiesta de la Anunciación en la que se clausura nuestra Conferencia General. Por todo ello, la llamada a ser educadores comprometidos y valientes, y rostro mariano de la Iglesia, se ha hecho más elocuente y desafiante que nunca.

A las 11 de la mañana, con expectación y con cariño, esperábamos en la sala de audiencias del Palacio apostólico. Y el Papa, puntual y paternal, se hizo presente en medio de nuestra Conferencia General, para multiplicar nuestra comunión con la Iglesia y nuestro compromiso con el carisma de san Marcelino, que es don para toda la Iglesia.

En nombre de todos, el H. Ernesto dirigió un saludo al Papa ofreciéndole nuestra filial obediencia y pidiéndole su bendición para todos los maristas: hermanos, laicos, alumnos, familias… Y, con cercanía y también hondura, el Papa nos dirigió después una palabra de esperanza. Nos habló de “el horizonte de Dios”, nos invitó a “superar las fronteras, no tanto geográficas, sino de mentalidad», y nos invitó a ser “custodios de la Creación» a través de la de la educación. 

Tras la audiencia, dos fotos históricas y significativas: la primera, todos los Superiores maristas junto al Papa; y, después, todos los miembros de la Conferencia General ante la estatua de san Marcelino que se encuentra en los exteriores de la basílica de san Pedro, justo enfrente de la residencia papal.

Con la emoción y significatividad de ambas imágenes, se nos presentan también varios desafíos que emanan de esta conferencia y de este encuentro con Su santidad: construir la familia global marista con nueva valentía; renovar nuestro compromiso con la educación para “mirar más allá y enseñar a mirar más allá”; hacernos Instituto comprometido con “el grito de la tierra y el grito de los pobres”; y apostar por la fraternidad, la solidaridad y el servicio a los niños y jóvenes necesitados, juntos todos los Maristas de Champagnat.

En palabras del Papa, esta invitación aúna fidelidad y apertura: “No hay contradicción entre la fidelidad a las propias raíces y la apertura universal. Por el contrario, según el modelo de Cristo el Señor, es precisamente permaneciendo fieles hasta el final al pacto de amor con el pueblo que nos ha sido confiado, como nuestro servicio se hace fecundo para todos, por la fuerza de la gracia de Dios”.

Es tiempo de “mirar más allá”, como Champagnat, y de recrear nuestra vida y misión maristas. Y, para eso, hacen falta hermanos y laicos al servicio de la Familia Marista global que, con la valentía del Papa Francisco y con la fe de María, nos atrevamos a vivir un liderazgo verdaderamente profético y servidor. En palabras del Papa. “¡Qué vocación, qué misión, hermanos, cooperar con Cristo y el Espíritu para acompañar a los jóvenes en esta aventura!”

_______________
H. Óscar Martín, Consejero general

VOLVER

Refugiados ucranianos en la comunidad marista...

SIGUIENTE

Presentación de los datos estadísticos de l...